viernes, 24 de marzo de 2017

Reunión SEPI - Federaciones de Industria CCOO y UGT



Finalizado el calendario de movilizaciones aprobado en la última asamblea de trabajadores, que se ha sido cumplido con dos horas de paro del día 16 de febrero, concentración ante la Delegación de Hacienda, concentración ante SEPI, 2 días impidiendo la entrada de directivos, entrega de octavillas, etc…, el Comité de Empresa adquirió el compromiso de volvernos a convocar en Asamblea General para continuar previo debate, con un nuevo calendario de cara a conseguir nuestros objetivos.

El día 27 de febrero, Pilar Platero, Presidenta de SEPI, anunciaba en los medios de comunicación la convocatoria a los Sindicatos de Navantia para el comienzo de las conversaciones en relación con el Plan de Futuro de Navantia. Por otra parte, el aviso por parte del compañero Jesús Peralta, Presidente del Comité, del posible boicot a la botadura del BAM “Audaz”, prevista para el día 30 de marzo, sirvió de alguna manera para presionar de cara a que la empresa, SEPI y el Gobierno hicieran algún gesto en relación con la resolución de los conflictos que tenemos los trabajadores de Navantia. Como resultado, los sindicatos éramos convocados a una reunión en SEPI el día 21 de Marzo. Dese CCOO valoramos que en dicha reunión, aunque no se profundizara en los temas a tratar, se trataran con relativa positividad, varias cuestiones relevantes para el futuro de nuestra empresa.

En primera instancia, el cambio radical de actitud y talante puesto de manifiesto por la Presidenta de SEPI, afrontando una reunión en un clima totalmente distinto al de los últimos años, que nos hace pensar que tras la negociación, que sin duda será dura, terminaremos en acuerdo entre las partes. Ha llegado el momento de afrontar de verdad la negociación de un Plan de Futuro para Navantia. Momento delicado para nuestra empresa y para los trabajadores y trabajadoras que venimos sufriendo los incumplimientos largamente denunciados en relación con la carga de trabajo, sentencia del Tribunal Supremo, situación de los Técnicos Superiores, ausencia de negociación colectiva, etc…

En segundo lugar destacamos la voluntad de la Presidenta de SEPI de  restablecer las deterioradas relaciones laborales, que nos ha llevado al conflicto permanente. Ante la exigencia por parte de CCOO de mantener conversaciones con la máxima responsable de SEPI, en la reunión mantenida, Pilar Platero anunciaba su intención de recorrer geografía española con la pretensión de mantener dicho contacto con la representación de los trabajadores en cada uno de los centros de Navantia, adelantando que el primero a visitar sería el de San Fernando.

De igual manera esta Sección Sindical solicitó una reunión con la Ministra de Defensa para tratar de conocer los planes del Ministerio para con nuestra factoría y así despejar el futuro de la segunda serie de BAM, producto liderado por Navantia San Fernando. Durante el transcurso de la reunión de la Coordinadora de CCOO en Navantia, mantenida en Madrid el pasado día 23, recibíamos una llamada del Ministerio de Defensa para conocer de primera mano, qué planteamientos presumíamos hacer a la Ministra, de cara a concretar los pormenores del encuentro coincidiendo con la botadura de la 5ª unidad BAM. Estamos a la espera de la concreción de la misma, esperando sea fructífera y despeje el futuro de nuestra factoría con la continuidad que supondría la puesta en marcha de la 2ª serie BAM, más allá del contrato aún sin confirmar de las corbetas Árabes.

Como señalábamos en el principio de la circular, en la Sección Sindical de CCOO en Navantia San Fernando, seguimos trabajando en un nuevo calendario de movilizaciones, coordinado con todos los centros, para el futuro a corto plazo, y que haremos público para su debate y aprobación.

jueves, 23 de marzo de 2017

Continúan las movilizaciones en Navantia


Siguiendo el calendario marcado, el Comité de empresa de Navantia San Fernando se ha apostado a las puertas de la factoría desde primera hora repartiendo octavillas con las reivindicaciones a los trabajadores y trabajadoras a su entrada a la empresa.

Dadas las complicadas comunicaciones de la factoría isleña, cuya solución venimos demandando desde hace años, esta acción que ha tenido lugar en el interior del astillero, ha provocado retenciones que han dificultado el tráfico en la Bahía de Cádiz.

Por otro lado, mientras esto tenía lugar, Jesús Peralta y Enrique Martínez se dirigían a la Federación de Industria de CCOO en Madrid para asistir a una reunión de la Coordinadora de CCOO en Navantia que contaría con la asistencia de Agustín Martín, Secretario General, Juan Carlos Liébana, Secretario de Política Industrial y José Matesanz, Coordinador del sector naval.

En esta reunión se tiene previsto informar sobre los distintos contactos que se han venido manteniendo por la Federación con SEPI, así como comenzar a trazar las líneas maestras y estrategia a seguir en la negociación colectiva y la definición del Plan estratégico para Navantia.


viernes, 17 de marzo de 2017

Carenas, la Cenicienta de Navantia

En una reciente reunión, de las que periódicamente mantenemos con los distintos departamentos de la factoría, hemos recibido información que no ha hecho más que confirmar nuestra percepción de que para Navantia, Carenas es la Cenicienta de la compañia.

Parece ser que el 2016 ha sido un año "flojo" en el mercado de reparaciones a nivel mundial, no sólo para Navantia y, aunque los datos presentados apuntan en este sentido, nosotros seguimos manteniendo que la Empresa debería abordar una política comercial más agresiva y dotar al área de reparaciones de los medios necesarios para incrementar sus posibilidades en el mercado y mantener un volumen de negocio estable y continuado.

Como es conocido, Navantia tiene dos centros en la Bahía dedicados a reparaciones, el astillero de Cádiz y el de San Fernando, éste último incluye las instalaciones de la Base Naval de Rota en que acomete el mantenimiento de los destructores de la US - NAVY. En este año flojo, estos centros han generado unos ingresos de más de 120 millones de euros. Por hacernos una idea, es como si se hubieran construido dos petroleros... ¡EN UN AÑO!.

Esto ha supuesto duplicar los ingresos obtenidos en 2011 que no llegaron a los 60 millones de euros, en una curva ascendente durante estos seis años, y unos beneficios netos cercanos a los 6 millones de euros, a los que habría que sumar los 2 millones con que la compañía sangra a Carenas Bahía de Cádiz para mantener los gastos generales de las oficinas centrales de Madrid. Por si esto fuera poco, este año "flojo" ha proporcionado cerca de dos millones y medio de horas a la industria auxiliar.

A tenor de estos números y estando atravesando Navantia la situación que está atravesando, no entendemos, ni admitimos, que desde la alta dirección de la empresa se considere a Reparaciones una línea de negocios secundaria y prescindible. Menos entendemos cómo el Director de Reparaciones de Navantia, Álvaro Vela, ignore a San Fernando en el artículo que firma en el boletín interno de Navantia sobre el área de su responsabilidad, máxime procediendo de la antigua Bazán.

Las perspectivas para el futuro son halagüeñas, con unas posibilidades notables de crecimiento en un horizonte a cinco años, aunque desde la Dirección de Carenas lamentan lo que también venimos denunciando ante los oídos sordos de la Dirección, la falta de medios, una plantilla reducida y envejecida así como una excesiva dependencia de la industria auxiliar.

En cuanto a los medios materiales, a duras penas y con un notable esfuerzo, también por nuestra parte, se ha conseguido el dragado del caño, la reparación de muelles y antediques, reparación de gruas, el dique flotante de Cádiz.... pero la carencia más alarmante es la plantilla de unos centros que están dejando morir. también por la via del abandono.

Sólo disponemos de datos de San Fernando, y obtenidos por nuestros medios ante la negativa de facilitárnoslos por parte de la Empresa, aunque tenemos constancia de que la situación en Cádiz es aún más alarmante. Según estos datos, en Carenas San Fernando, figuran 194 personas en plantilla, 144 técnicos superiores, técnicos no titulados y personal administrativo, y 50 operarios, con una edad media de 55 años. Con más de 60 años (jubilables y prejubilables en un plazo de 3 años) hay 60 personas, lo que supone un 31% del total, de los cuales 17 serían gestores. y 43 operarios. Al final de tres años, o antes, nos quedaríamos con una plantilla de 101 gestores y 33 operarios, o menos.

Si entramos en detalle nos encontramos con situaciones críticas. Hay ocupaciones que se pueden considerar esenciales, lo que la Empresa ha venido en denominar "Core", que viste mucho pero que después de 13 años aún no tienen claro, porque por mucho que se lo pedimos, nos dicen que lo están estudiando.... En cualquier caso en tres años Carenas sólo contará con un marinero, un electricista, siete ajustadores-montadores, ningún tornero, un tubero, ningún armador, un chapista/calderero, un soldador... Sea cual sea la definición de "tareas core" que tenga a bien definir quien las defina, Carenas en San Fernando quedaría bajo mínimos.

Como decíamos, Cádiz aún está peor, la semana pasada se jubiló el último gruísta. Si las perspectivas de futuro para este área de negocio son prometedoras, si tenemos instalaciones y estamos situados en un entorno privilegiado y geográficamente estratégico... ¿a qué están jugando?.

¿Planes?¿De futuro?. Antes trabajo. Antes plantilla. Después ya veremos.

jueves, 16 de marzo de 2017

El Comité impide el acceso a los directores y jefes de producción

El Comité de Empresa se apostado a la puerta de la factoría
desde las 6:15 de la mañana para impedir la entrada
de los directivos
Según acuerdo de Asamblea de trabajadores y trabajadoras, dentro del calendario de movilizaciones se contemplaban algunas acciones que determinaría el Comité de Empresa de manera sorpresiva. Una de estas acciones consistía en impedir la entrada a la factoría a los directores de las distintas líneas de negocio (nuevas construcciones, carenas y FABA), sus respectivos jefes de producción y a la jefatura de recursos humanos. Tras el recibimiento brindado a los Comités de Empresa de la Compañía el pasado día 14 ante las oficinas de la empresa y la SEPI, esta acción está teniendo lugar en el día de hoy y se mantendrá hasta el próximo día 30 en que tendrá lugar, o no, la botadura de la 5ª unidad BAM (Audaz).

Si bien la coincidencia con lo acontecido el pasado martes en Madrid ha sido el detonante para poner en marcha esta movilización, son muchos los frentes abiertos con la empresa y la indignación creciente de la plantilla lo que nos induce a llevar a cabo esta y futuras acciones que se mantendrán hasta romper el muro de silencio y falta de dialogo social por parte de la Dirección de la Empresa en General y la de Recursos Humanos en particular.

Carga de trabajo, plantilla insuficiente y envejecida, procesos opacos y sospechosos en la cobertura de vacantes, falta de regulación de la industria auxiliar, incumplimiento del Convenio Colectivo, dejadez en el área de Reparaciones, maltrato al colectivo de técnicos superiores... no son pocos los conflictos en curso sin cuya resolución será difícil afrontar un, supuesto, plan estratégico que estará abocado al fracaso.

miércoles, 15 de marzo de 2017

De fuera vendrán y de tu casa te echarán

Las fuerzas del orden impidieron la entrada a la representación de los trabajadores y trabajadoras
Javier Galán da lectura al escrito que se presentará en SEPI.
En la foto, Jesús Peralta y Antonio Noria
Noelia Vera, Yolanda Díaz, Rafael Mayoral y Alberto Rodríguez, conversando con Manolo Núñez y Jesús Peralta, fueron algunos de los diputados que asistieron a la concentración
Pablo Iglesias y Javier Cano también nos acompañaron, dando muestras, además, de su conocimiento de la situación y manifestando su compromiso por forzar desde la oposición una solución para la situación de Navantia.
Numerosa asistencia de la que formaron parte todos los delegados sindicales, al menos de CCOO, en Navantia, al que se sumaron compañeros y compañeras de las Oficinas Centrales




Según Google Maps, las Secciones Sindicales de CCOO en pleno, de Navantia en Ferrol, Cartagena, Cádiz Puerto Real, San Fernando y Madrid, hemos hecho en menos de 24 horas 3528 Km en coche o autobús para participar en la concentración de Comités de Empresa ante las oficinas de SEPI y Navantia.

La intención de la Coordinadora Unitaria de Comités de Empresa con esta acción era forzar una reunión con la Presidenta de Sepi, Pilar Platero, o en su defecto hacer entrega de un escrito (más) denunciando la gestión de Navantia, el incumplimiento del Convenio, y la situación de los centros con carga de trabajo insuficiente y plantillas mermadas y envejecidas. Una vez en Madrid, y conocedores de que los compañeros y compañeras de las Oficinas Centrales se encontraban en Asamblea, se vio oportuno plantear que los Presidentes de los Comités del resto de centros participasen en ella.

Ni lo uno, ni lo otro, ni lo de más allá. Un amplio despliegue policial nos impidió el acceso, reduciéndonos a empujones y conminándonos a no salirnos de la acera. Alguien nos impidió entrar, a nosotros y a nuestros respresentados, a la que, después de más de cuarenta años, tenemos derecho a considerar nuestra casa. Finalmente, y ante la presión de la representación de trabajadores y trabajadoras de Navantia, a la que se sumó un numeroso contingente de compañeros y compañeras de las Oficinas Centrales, se autorizó a los compañeros de CCOO Javier Galán (Coordinador de la Coordinadora Unitaria) y a Jesús Peralta (Presidente del Comité de Navantia en San Fernando) a entregar el escrito en las oficinas de SEPI acompañados por el Jefe de Seguridad de Navantia, quien informó de que ni el Presidente de la Compañía ni su homóloga en SEPI se encontraban en las oficinas. A penas un minuto, el tiempo necesario para entregar en el mostrador el escrito y recibir la copia sellada.

No cabe duda de que también contribuyó a que se autorizara esta entrada la presencia de congresistas y senadores y los numerosos medios de comunicación congregados.

Entre ellos pudimos reconocer a Senadores y Diputados de Unidos Podemos, En Marea y Ciudadanos. Obviamente no esperábamos a nadie del Partido Popular, pero sí echamos en falta, y lamentamos, a alguien del PSOE, a pesar de que en algún medio se les cita. Sólo Noelia Vera de Unidos Podemos y Javier Cano de Ciudadanos, pusieron el acento andaluz en la representación parlamentaria. Algo incomprensible tratándose de una comarca como la Bahía de Cádiz y una comunidad como la andaluza que tanto se juegan en esta partida.






Pablo Iglesias, Rafael Mayoral, Alberto Rodríguez, Noelia Vera y Yolanda Díaz
Javier Cano, Xavier Alegre

viernes, 10 de marzo de 2017

El Comité de Empresa denuncia irregularidades en los contratos de Navantia San Fernando

En el día de hoy, el Comité de Empresa de Navantia San Fernando ha emitido el comunicado de prensa, cuyo texto se reproduce a continuación, denunciando las irregularidades que se vienen produciendo en las contrataciones que está llevando a cabo la empresa por la vía de ETT's y la cobertura de la tasa de reposición de SEPI.


COMUNICADO

En los últimos dos años hemos asistido a un aluvión de convocatorias internas de “cobertura de vacantes”, puestas en marcha por la Dirección de RR.HH. de cara a subsanar las carencias de personal en los distintos departamentos y programas. En la mayoría de los casos, dichas plazas vacantes no se han cubierto con personal de Navantia San Fernando, ni del resto de centros, bien porque los candidatos no dieran el perfil, o bien, en el mayor porcentaje de los casos, porque sus jefaturas  los consideraban imprescindibles. Hecho que  provocó la indignación de los  candidatos y del Comité de Empresa, al considerar que se les vetaba la posibilidad de mejorar laboralmente.

La estrategia a seguir por la Dirección de RR.HH. ha sido cubrir dichas vacantes con compañeros y compañeras a través de una Empresa de Trabajo Temporal (ADECCO), llegando a contratar a cerca de 200 compañeros en la Bahía. Sin menoscabo del derecho que tenemos todos los ciudadanos al trabajo, no es de recibo que se creen vacantes interesadamente para ser cubiertas por personas de especial interés para los responsables de departamentos que las solicitan, a sabiendas de que la última palabra para la cobertura la tienen dichos jefes. De la misma manera se observan apellidos “ilustres” en los elegidos. Sin poner en duda su valía y profesionalidad, resulta sospechoso e indignante para la plantilla, subyaciendo el “fantasma” de la corrupción, así como  la vulneración del principio de igualdad de oportunidades.

La Dirección de RR.HH. a pesar de reiteradas exigencias del Comité de Empresa en relación con la consulta, participación e información que nos atribuye nuestro convenio, ningunea al órgano de representación de los trabajadores, despreciando la legitimidad que nos otorga el Estatuto de los Trabajadores.

En paralelo a este despropósito surgen las “vacantes SEPI”, derivadas de la tasa de reposición para las empresas públicas, y con las que de alguna manera la empresa sigue con su tónica habitual, obviando a los representantes de los trabajadores y obrando a su antojo a la hora de cubrirlas.

La demanda presentada por el Comité de Empresa ante la Inspección de Trabajo, obligó a la empresa a reconocer la falta de información, consulta y participación al Comité, y aun dando la Autoridad Laboral la razón al mismo, la Dirección ha seguido actuando de forma autoritaria y con similares actuaciones a las practicadas con la ejecución de la Sentencia del Tribunal Supremo en relación con la aplicación del III Convenio Colectivo de Navantia, y que en definitiva, no hace sino obviar, ningunear e incumplir con los derechos de los trabajadores.

Además de lo expuesto, ponemos en duda los criterios seguidos por la Dirección de Recursos Humanos para estas nuevas incorporaciones al limitarse a técnicos superiores mientras que las vacantes y reducción de plantilla por bajas, jubilaciones y fallecimientos se dan principalmente entre personal de convenio, operarios y técnicos.

Por todo ello desde este Comité de Empresa criticamos y denunciamos este proceso. Por la oscuridad, nula transparencia, así como por el autoritarismo y prepotencia de la Dirección ante su negativa a la participación de los trabajadores. Tenemos claro que ni hemos participado ni vamos a participar en un proceso que consideramos corrupto, oscuro y que vulnera los principios constitucionales de igualdad de oportunidades.

Navantia en la Bahía de Cádiz renueva la distinción ambiental de la Junta de Andalucía



En la mañana de ayer; José Fiscal López, Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, acompañado por Patricia Cavada Montañés, Alcaldesa de San Fernando y Fernando López Gil, Delegado del Gobierno autonómico en Cádiz, procedió a la entrega del Distintivo de Calidad Ambiental de la Junta de Andalucía a los centros de Navantia en la Bahía.

Dada la frágil memoria de Juana María Fernández, Directora de Recursos Hunamos de Navantia, y Pablo López, Director de las instalaciones de Navantia en la Bahía de Cádiz, vamos a aprovechar estas líneas para reclamar nuestro trozo de la tarta, porque de no ser por los Comités de Empresa, y en particular sus respectivas comisiones de Prevención, Salud Laboral y Medio Ambiente, y a tenor de la lamentable gesión de la Dirección de Recursos Humanos en cuestiones de mayor enjundia, esta distinción no sería sólo inalcanzable, sino que además, probablemente recibiríamos más de un coscorrón por parte de la administravión.

Entendemos que no era un foro, ante las autoridades civiles y la prensa, para la autocrítica o admitir nuestras flaquezas, pero reconocer al menos la aportación de la representación de los trabajadores en este logro, algo que sólo hizo en su intervención Joaquín Durán Pérez, Jefe del Área de Medio Ambiente, hubiese sido un detalle de justicia y elegancia por parte de la Directora.

En parte lo entendemos. En un marco de relaciones laborales bloqueado por la Dirección de Recursos Humanos, sin diálogo social y con una gestión opaca y confusa, reconocer que allí donde se da cauce a la participación activa de la representación de los trabajadores y trabajadoras y la coordinación con los responsables de la empresa, la cosa no solo funciona, sino que merece el reconocimiento de la Administración, significaría admitir su incapacidad para dirigir los recursos humanos de esta empresa.

En su intervención, cuajada de autobombo y triunfalismo, en la que dejó claro que lo importante de Navantia es una empresa eminentemente tecnológica que cuenta con 500 ingenieros que le dan la impronta (¿Quien hace los barcos Dª Juana María?) y, eso sí, muchos becarios. Sí hizo mención a la magnífica labor que desarrollan los técnicos medioambientales sin la que esta distinción hubiera sido posible. Estamos completamente de acuerdo con esta afirmación y agradecemos la mención, pero también aquí le falla la memora a nuestra Directora pues olvidó recordar que estos cinco técnicos, de ser por la Dirección de Recursos Humanos, llevarían varios meses en la calle y que ha sido el empeño denodado del Comité de Empresa en general, la Comisión de Prevención, Salud Laboral y Medio Ambiente, en particular, y especialmente su Coordinador, el compañero Pepe Casas, lo que ha conseguido que hoy sigan llevando a la Bahía de Cádiz por el camino de la calidad ambiental. También olvidó comentar que estos trabajadores, con una dedicación que supera con mucho el estricto cumplimiento del deber, trabajan por un salario de 800 euros, coordinados por el único técnico de medio ambiente de plantilla, Jorge Sánchez de las Cuevas, inaccesible al desaliento, del que tampoco nadie se acordó.

No por estar ya acostumbrados a este trato a los trabajadores y trabajadoras y a este modelo de gestión dejamos de lamentarlo porque, más allá del agravio personal, no hace más que redundar en malestar, descontento y conflictividad socio/laborar. Y permítame una precisión para su endeble memoria, Navantia sólo tiene 13 años de existencia, los 300 los cumpliría Bazán y los 125, Astilleros Españoles, no se confunda, por favor.

En cuanto al distintivo, en realidad se trata de una renovación, ya que este distintivo, que tiene cinco años de vigencia, fue otorgado a los tres astilleros de la comarca en 2012. Este reconocimiento que abarca todas las actividades de las factorías, fabricación, construcción, mantenimiento, transformación y reparación de buques, no sólo reconoce el cumplimiento de la normativa vigente, sino que implica el implemento de instrumentos de control voluntarios establecidos en la Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA), para reducir de manera continuada el impacto ambiental de su actividad, utilizar tecnologías limpias y para adoptar criterios de responsabilidad social en la gestión empresarial.

Para el Consejero,  esta acreditación reconoce el esfuerzo de los trabajadores y trabajadoras de Navantia para aplicar iniciativas enfocadas a mejorar el rendimiento ecológico en sus procesos productivos, así como la calidad, en términos medioambientales, de los productos y servicios que ponen en el mercado.