viernes, 22 de septiembre de 2017

Solidaridad con los compañeros procesados

El próximo lunes día 25 y el próximo miércoles día 27 se celebrarán los juicios a los 10 compañeros de industria auxiliar detenidos en las movilizaciones en Navantia Puerto Real y los 3 de la plantilla de Navantia San Fernando detenidos en las movilizaciones en el centro de la ciudad en noviembra de 2012, respectivamente.

La reivindicación de carga de trabajo y la defensa de nuestros puestos de trabajo fue el motivo de las movilizaciones de ambas plantillas y de su industria auxiliar. La desproporcionada carga policial sin motivo alguno y las malintencionadas e injustas directrices de la Subdelegación del gobierno provocó las distintas detenciones de dichos compañeros.

Desde el Comité de empresa Navantia San Fernando nos solidarizamos con todos los compañeros procesados en las movilizaciones de ambos centros, de la misma manera que exigimos la total absolución para ellos.

La lucha como la defensa de los puestos de trabajo es tan lícita como digna para el movimiento obrero y para la clase trabajadora. Siempre lo haremos y siempre nos defenderemos ante las agresiones del Gobierno, de la Sepi y de la empresa.

Queremos trasmitir a la plantilla que en los dos procesos estará el Comité de empresa arropando a los compañeros.

José Ignacio Quintana explica los pormenores del juicio a los testigos
En relación con el juicio que afecta a los compañeros de San Fernando, en la mañana de hoy, el abogado que los representa, José Ignacio Quintana, ha mantenido con los testigos una reunión preparatoria en las instalaciones de FABA a fin de coordinar las intervenciones y solventar cualquier duda.

martes, 19 de septiembre de 2017

Navantia intenta afrontar el Plan Industrial por la vía del descrédito

Asamblea de trabajadores y trabajadoras. (foto de archivo)
A lo largo de la mañana de ayer fuimos asistiendo a la publicación, de sendos artículos sobre el supuesto bloqueo al que los sindicatos han sometido a la negociación del plan industrial para la compañía, en la prensa local de las comarcas en que se asientan los centros de Navantia. La sorprendente coincidencia en todos los medios, así como la precisión y exactitud de los datos que aportan nos hacen sospechar de que se trata de un ejercicio de “corta y pega” sobre nota remitida, supuestamente por la propia dirección de Navantia, toda vez que, por lo que sabemos, no se ha producido presentación, comunicación o declaración respecto del citado plan industrial, ni del posicionamiento de las distintas partes, más allá de lo ya conocido desde hace años.

En todos los medios se cita “el documento que recoge el plan” se da este por diseñado. Algunos, como Diario de Cádiz, incluso en primera persona, dando a entender que han tenido acceso a él. Pudiera ser que existiera. O como dicen nuestros compañeros del norte sobre las meigas, “no lo vemos, pero haberlo hailo”. Primero se dijo que SEPI negociaría el plan directamente con los sindicatos al margen de Navantia. Luego que Navantia facilitaría toda la información pertinente para que SEPI elaborase un borrador para iniciar las negociaciones con sindicatos y empresa. Ahora que Navantia ya tiene elaborado el plan. Lo cierto es que hasta el momento sólo contamos con las declaraciones de intenciones de Esteban García y Pilar Platero manifestadas en sus respectivas presentaciones tras sus nombramientos trazando las líneas maestras que presidirían la negociación del plan: mantenimiento de todos los centros abiertos, rejuvenecimiento de plantillas, capitalización, inversiones, modernización, etc., etc., etc. En definitiva, Nada nuevo desde que se comienza a hablar de plan hace años, y que incluso formó parte del núcleo central del programa electoral de CCOO en 2015.

Diario de Cádiz, La Voz de Galicia, Diario de Ferrol y La Verdad de Murcia refieren que “Los sindicatos rechazan negociar el plan estratégico de Navantia” (En Diario de Cádiz en titular de portada) y se comenta que “no se sentarán a la mesa hasta que la empresa abone las asimilaciones atrasadas”, centrando la decisión en el “Comité Intercentros”. Algo que no responde a la realidad. Para empezar el Comité Intercentros no existe. En la actualidad está constituida la Comisión Unitaria de los Comités de Empresa para coordinar las acciones de los Comités de los distintos centros de Navantia y que la Empresa no reconoce como interlocutor válido, por lo que carece de capacidad para bloquear nada. Es cierto que en los centros pertenecientes a la antigua Bazán se están llevando a cabo acciones que han sido adoptadas por las propias plantillas en asamblea y no por los sindicatos ni los respectivos Comités. Por tanto, el supuesto bloqueo, de existir, sería iniciativa de los propios trabajadores y trabajadoras.

Si bien es cierto que la negociación del plan industrial se ve entorpecida en la actualidad, no es por el impago de las asimilaciones. Queremos recordar que tras la sentencia del Tribunal Supremo que anula el IV Convenio de Navantia (dando por válido y vigente el tercero) a principios de año, desde la parte social se dieron por cerradas “todas” las negociaciones con la Empresa hasta ésta no procediera a la aplicación “íntegra” del III Convenio de Navantia, y ya en enero se cerraron las mesas para la negociación del Plan de Igualdad, de Relaciones con la Industria Auxiliar y del conflicto con el colectivo de técnicos superiores, que permanecen en suspenso. Por otro lado, la aplicación del III Convenio no sólo supone el abono de las asimilaciones que se nos adeudan. También forma parte de esa aplicación el bochornoso y vergonzoso espectáculo a que la empresa viene sometiendo a los familiares de fallecidos por enfermedad profesional (como la asbestosis que por su extensión tiene especial significación), obligando a viudas y huérfanos a acudir a los juzgados para reclamar los derechos que el Convenio les otorga. O la participación de los comités de empresa en los procesos de convocatoria y selección de nuevas contrataciones bien sean por tasa de reposición o a través de empresas de empleo temporal. Ninguno de estos pormenores, ni otros muchos, del convenio, motivos también del descontento de las plantillas, han sido citados por quien haya transmitido la nota de prensa a los medios.

Es cierto que nombrados Pilar Platero Presidenta de SEPI y Esteban García Presidente de Navantia, se les pedía que “como gesto de buena voluntad” procediesen al abono de las deudas pendientes, tanto al personal de convenio como al colectivo de técnicos superiores como paso previo al inicio de las negociaciones de Plan y Convenio. También es cierto que Pilar Platero afirmó en reunión mantenida con el Comité de San Fernando el 30 de marzo, y en las que posteriormente mantuvo con el resto de Comités de Navantia, que haría lo posible, augurando buenas perspectivas dadas sus excelentes relaciones con Montoro y su profundo conocimiento del Ministerio de Hacienda, emplazándonos a después de Semana Santa para iniciar su resolución. A partir de ese momento, y acompañado por una malintencionada campaña de intoxicación y desinformación a base de rumores propalados a pie de tajo que anunciaban el pago de las deudas y el fin del conflicto en mayo, en junio, con la paga de julio, a vueltas de vacaciones, en septiembre… ha ido pasando el tiempo sin avance alguno hasta el zafarrancho mediático del lunes.

Cuando a inicios de 2017 planteamos la ruptura de las negociaciones con la empresa, lo hacíamos ante la certeza de su incapacidad para la toma de decisiones y la ejecución de los acuerdos adoptados. Hoy, esta certeza se hace extensiva también a SEPI. Si son incapaces de poner en vigor un Convenio Colectivo, mediando incluso sentencia del Tribunal Supremo, ¿Qué credibilidad pueden tener sus firmas al pie de un acuerdo sobre un plan industrial o un nuevo convenio? Pilar Platero anunciaba que se pondría a trabajar con los ministerios afectados (Hacienda, Empleo, Defensa…) a fin de tener asegurada la aceptación de todos antes de plantear nada y nos aventuraba un proceso rápido. Han pasado siete meses. ¿Qué dicen los Ministerios? En lo publicado estos días nada se menciona de ello. Si no tienen la autonomía ni autoridad necesarias para asumir los acuerdos negociados, cuya legitimidad la propia empresa reconoce en la nota publicada, manifestando además que no lo aplica por tener las manos atadas, ¿Qué ocurrirá con lo que firme mañana, o pasado?

Aceptar iniciar una negociación con el convencimiento de que lo acordado puede quedar en papel mojado sería hacernos cómplices de un abuso más y convertir a nuestros representados en rehenes, algo que desde CCOO en San Fernando no vamos a caer. Más allá del cobro de la deuda al que nuestros compañeros y compañeras tienen pleno derecho (por cierto en San Fernando se ven afectados 700 de una plantilla de 955, por un importe medio entre 2000 y 3000 euros por persona) en CCOO demandamos, al menos un gesto que nos garantice que tanto Navantia como SEPI están capacitados para llegar, y respetar, un acuerdo negociado en igualdad de condiciones para ambas partes.

Con gestos como éste, mal camino llevamos, compañero.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Presentación del nuevo Director del astillero

Aunque desde su nombramiento el pasado mes de julio hemos mantenido algún contacto informal, en la mañana de ayer, José Antonio Rodríguez Poch, recién llegado de Arabia Saudí, se presentó al pleno del Comité como nuevo director de la factoría isleña. En la reunión estuvo acompañado por , Pablo López, Director de Astillero - Bahía de Cádiz y José Antonio Oliva, Jefe de Recursos Humanos de la Bahía de Cádiz.

Tras los saludos y presentaciones iniciales con un talante social, colaborador e ilusionado, Rodríguez Poch inició su alocución trazando las líneas maestras que se marca para su mandato, orientadas a situar a la planta isleña en el lugar que le corresponde por tradición, capacidad y competencia de su plantilla.

El primero de los retos que plantea es la consecución y consolidación de una carga de trabajo estable haciendo una breve referencia a la situación del contrato con Arabia Saudí, del que en un segundo apartado daría información más detallada. Con la experiencia adquirida a lo largo de su trabajo en la Dirección Comercial de la Compañía, se mostró convencido de que la especialización por la que apuesta la actual Gerencia permitirá a San Fernando poner en valor su exelencia en productos clave en la actualidad como son los patrulleros, corbetas y fragatas de medio porte, tanto para la Armada Española como en el mercado internacional.

En segundo lugar planteó la oportunidad que para nuestro astillero supone la descentralización que desde la dirección de la compañía se va a impulsar en esta nueva etapa, ya que permitirá una optimización de los recursos y una gestión más eficiente al estar situada la toma de decisiones próxima a los centros de producción. Ello conlleva una responsabilidad añadida al depender más de nosotros mismos, desafío para el que considera que el personal de San Fernando está más que capacitado.

Destacó el ambicioso plan de inversiones, en parte orientado al contrato con Arabia Saudí, que está en marcha y que permitirá a la factoría dotarse de los medios materiales y recursos necesarios para su modernización y puesta al día de sus instalaciones y así asegurar la capacidad productiva y la primera línea en la parrilla del mercado naval militar.

Algo que aseguró le causa gran preocupación es la desmotivación y desánimo que advierte en la plantilla. En este sentido considera de vital importancia de recuperar la participación activa de los trabajadores y trabajadoras y su implicación en todos los procesos, para lo que solicitó la colaboración del Comité mostrándose dispuesto a dar los pasos necesarios para recuperar por parte de todos el orgullo de pertenecer a un colectivo sobresaliente.

Finalmente mostró su interés en recuperar para la factoría su implicación en la vida social de San Fernando, considerando de vital importancia que Navantia no sólo sea tractora industrial para la ciudad, sino que también debe ocupar el papel predominante en la sociedad civil que en su momento tuvo la extinta Bazán, de manera que la población de San Fernando se sienta orgullosa de albergar en su término municipal una empresa de la envergadura de Navantia.

Finalizada esta primera parte de su itervención abordó el ansiado contrato de las cinco corbetas con Arabia Saudí que nos hace mantener una visión optimista y tranquilizadora respecto a este programa que según aseguró, está en marcha como si ya estuviera firmado.

El presidente del Comité de Empresa, Jesús Peralta (CCOO), emprendió una amplia exposición sobre los temas candentes que afectan al astillero y, por ende, al grupo Navantia en relación con la carga de trabajo, centrando la exposición en Arabia Saudí y, sobre todo, en las alternativas a este contrato, como la segunda serie BAM. En cuanto a relaciones laborales, insistió en la urgente necesidad de la puesta en marcha del Plan de Futuro, aunque previamente es necesario el cumplimiento en su totalidad del III Convenio Colectivo. Como no podía ser de otra manera, el portavoz del Comité de Empresa ahondó en la importancia del plan de inversiones para modernizar el astillero y, por encima de todo, el incremento de la plantilla.

Desde CCOO valoramos el nombramiento de Rodríguez Poch por el conocimiento que tiene del centro y su intención de motivar e ilusionar a todos los trabajadores y trabajadoras, así como su interés de proyectar la imagen del astillero a la ciudad, la provincia… en definitiva al exterior, acorde con nuestros orígenes y nuestra historia.

jueves, 7 de septiembre de 2017

El vocero siempre "la caga" dos veces

El cartero o, mejor dicho, el vocero, vuelve a llamar dos veces a las masas sin percibir que aquellos que se presume que escuchan, lo hacen como se diría en mi pueblo, “como una tapia”, o, dicho de otra manera, predican una y otra vez en el desierto.

No hay más que dar una vuelta por los mentideros de nuestra factoría, para una y otra vez oír los bulos y mensajes malintencionados a la vez que inciertos con un solo objetivo: promocionarse, sacar rédito electoral y desestabilizar a la clase trabajadora para revolucionarla, y hacerlas cambiar de opinión una y otra vez. Tan ilusos no los he conocido. Siempre los trabajadores de Bazán fueron sabios y razonablemente centrados en sus principios. Pero es inútil, el vocero vuelve una y otra vez a insistir sin conseguir fruto alguno. 

Las energías y el ahínco hay que consumirlas en el bien colectivo frente a una empresa, una SEPI y un Gobierno autoritario e incapaz de sacar este sector de la situación en que se encuentra, robando lo que nos pertenece y menospreciando a los trabajadores.

La unión de la clase trabajadora nos reforzará ante las vicisitudes que pretenden hacernos sufrir, pero para eso es imprescindible no crear fisuras y diferencias entre nosotros mismos, porque de lo contrario, nos equivocaremos como los voceros.

Animo compañeros y compañeras, lo conseguiremos.

jueves, 10 de agosto de 2017

Subcontrata, que algo queda

Reciente movilización de los compañeros vigilantes
No son los de El Prat, pero están en las mismas o peores condiciones
Estaba yo desayunando una magnífica tostada en el Bar de Moreno con aceite y ajo, como suelo hacer todas las mañanas, y coincidí con un amigo empresario de la zona, de los que trabajan para Navantia y un funcionario municipal, compañero de colegio, del área de hacienda. Con el conflicto del aeropuerto de El Prat de fondo en el televisor, la tertulia se montó presto.

Es que me cuesta entender lo de la subcontratación en los ámbitos públicos, y después de una hora de animado coloquio sigo sin entenderlo. No me refiero al acto en sí de externalizar servicios o tareas. Comprendo perfectamente que un organismo como a un Ayuntamiento, o a una empresa como Navantia, que necesita unos pintores, pongamos que un mes a lo largo de todo un año, le resulte más rentable subcontratar esta tarea que mantener a una cuadrilla de pintores durante todo el año. Por otro lado, la contrata de pintura prestaría sus servicios a distintas empresas y entidades manteniendo así una plantilla propia, profesional y experimentada y obteniendo los correspondientes beneficios económicos. Todos salimos ganando.

Pero en toda empresa, al menos en Navantia, hay tareas y labores que ocupan, no ya el mismo tiempo que la actividad principal, sino incluso más, al desarrollarse durante las 24 horas sin cierres por vacaciones o festivos, como son la vigilancia, la limpieza, el mantenimiento, la prevención de riesgos o el control medioambiental. Es aquí donde me embarga la perplejidad. A Navantia, un vigilante, una limpiadora, un técnico de medio ambiente, le costaría en plantilla X euros. Multiplicado por el número de efectivos, más los costes de materiales y suministros, daría la cantidad que le cuesta el servicio, pongamos que Y euros. Pues bien, deciden externalizarlo y ponen un precio de salida de Y-10. Entonces llegan las empresas interesadas y ofertan por Y-15, Y-20, Y-30... y la que más bajo puja se lleva el contrato.

Ya de entrada los números no me cuadran. Si a Navantia le costaba el servicio Y, y a la contrata le sale por Y-30, tenemos un problema. O los gestores de Navantia son unos incompetentes y no son capaces de rentabilizar su capital humano, con lo que la solución al problema no es subcontratar sino ponerlos de patitas en la calle, o el servicio bajará de calidad y los trabajadores pagarán el pato, porque lo que es impensable es que el contratista vaya a reducir sus beneficios. También podrían darse las dos circunstancias, que los gestores sean unos impresentables y los contratistas unos explotadores, sobre todo cuando se trata de grandes compañías, ya que las pequeñas industrias locales y comarcales suelen ser mucho más consideradas con su personal.

Estos amigos con los que he compartido desayuno esta mañana han añadido un factor no menos importante a la ecuación y, según me dicen, a veces determinante. El funcionario lo llama "sobre", el contratista "mamela". Por decirlo con finura, una supuesta muestra de gratitud del contratado hacia el contratante. Gratitud que, dependiendo de la envergadura del negocio y la categoría del interfecto puede ir del jamón (todavía funcionan los jamones) al reloj de oro o las obras en el chalé. Mi amigo el empresario me ilustró con todo lujo de detalles sobre las distintas supuestas muestras de gratitud a que ha tenido que hacer frente en los últimos años y se lamentaba de que "lo peor es que no te garantiza nada, sólo que no te quedes fuera". Obviamente mi respuesta fue inmediata, ¿Porqué no lo denuncias? Ambos contertulios se miraron y sonrieron con socarronería, "Si denuncio no vuelvo a coger un contrato en la provincia en lo que me queda de vida".

Nada de esto es nuevo, pero no por ello es menos indignante. Al final lo que queda es que los trabajadores de El Prat son unos sinvergüenzas que ponen en jaque al turismo del país por una subida de 300 euros al mes. No señores, no. En el Prat llevaba la vigilancia Prosegur que en la nueva licitación ajustó los precios al mínimo para mantener la calidad del servicio y las condiciones laborales, conociendo de años la tarea a realizar. Llegó Eulen que, sin tener ni idea, ofertó a la baja y una vez conseguido el contrato, para mantener sus beneficios reduce el sueldo a los trabajadores y les amplía la jornada.

¿Les suena? Eso mismo está ocurriendo en Navantia San Fernando con Acciona. La anterior concesionaria, Alcomar S.L., venía haciéndose cargo de la limpieza y los cuidados de jardines desde hace más de 40 años sin presentar ningún problema a Navantia ni a sus trabajadores y trabajadoras. Conociendo como nadie el patio, ajustó su oferta al mínimo asumible. Llegó Acciona y no sólo ofertó a la baja, sino que en un segundo proceso por impugnación del primero, redujo sus aspiraciones en 500.000 euros. Ahora son incapaces de mantener las exigencias del contrato con el escaso personal con que cuentan y se ve sobrecargado e incapaz de asumir todas las tareas que se le exigen. Pero que la mierda nos llegue al cuello en nuestro perdido rincón del sur, y que las trabajadoras y trabajadores de la limpieza estén siendo explotados no resuena como miles de turistas tirados en un aeropuerto.

Está pasando con Acciona y con los vigilantes de Segur Ibérica a los que aún les deben la nómina de junio y el finiquito. Pasó con los bomberos, con los técnicos de medio ambiente... y pasará, porque siguiendo como siguen al frente los mismos incompetentes gestores que no son capaces de rentabilizar el magnífico capital humano de que disponemos, con los servicios médicos que según nos han dejado caer, pretenden externalizar también. Otra actividad que requiere 24 horas de presencia los 365 días del año, lo que de ningún modo explica ni justifica la subcontratación.

La regularización de la subcontratación deberá ser es una de las actuaciones inmediatas de la nueva dirección de Navantia.

martes, 1 de agosto de 2017

Cine de verano: "Su Excelencia"

Me vienen a la memoria aquellas noches tórridas de verano en que media Barriada Bazán acudía en tropel, con el carrillo de Juan encabezando el contingente, al Cine Carraca, a ver lo que fuera, Fantomas, Santos el enmascarado de plata, Fu Manchú, Espartaco, Louis de Funnes... daba igual con tal de pasar un rato al fresquito, con la cervecita, la copa de fino, el refresco y el polo flag. 

Me ha venido a la memoria al saber que al ínclito Sr. Revuelta Lapique le corresponde el tratamiento de Excelencia, como a Mario Moreno (Cantinflas), otro de los habituales del cine de verano, al haber recibido por obra y gracia del Gobierno del Partido Popular, la Gran Cruz al Mérito Naval con distintivo blanco.

Según Real Decreto 1040/2003, de 1 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento general de recompensas militares. "la concesión de Cruces del Mérito Militar, del Mérito Naval y del Mérito Aeronáutico, con distintivo blanco, deberá fundamentarse en alguna de las siguientes acciones, hechos o servicios:

a) Destacar en el cumplimiento de los deberes militares y la prestación de sus servicios, de manera que constituyan un mérito extraordinario apreciado por el mando.
b) Ser autor de trabajos, estudios o innovaciones que el mando considere dignos de recompensa.
c) Haber obtenido previamente tres Menciones honoríficas."

El mismo decreto establece que "Las Cruces del Mérito Militar, del Mérito Naval y del Mérito Aeronáutico, con distintivo blanco, se concederán por méritos, trabajos, acciones, hechos o servicios distinguidos, que se efectúen durante la prestación de las misiones o servicios que ordinaria o extraordinariamente sean encomendados a las Fuerzas Armadas o que estén relacionados con la Defensa"..

Atendiendo a estas razones, el pasado 9 de junio, el Consejo de Ministros tuvo a bien conceder a D. José Manuel Revuelta Lapique, a petición del Ministerio de Defensa, la Gran Cruz al Mérito Naval con distintivo blanco.

Me sorprende descubrir a estas alturas el cumplimiento destacado de sus deberes militares por parte del Su Excelencia Revuelta y del mérito extraordinario que el mando ha apreciado en la prestación de sus servicios. Aunque bien visto, teniendo en cuenta que su nombramiento como Presidente de Navantia obedecía a criterios políticos más que técnicos y profesionales, igual el mando, en este caso el Gobierno Popular, sí que ha apreciado un extraordinario cumplimiento de las directrices marcadas: Neutralizar la capacidad de los astilleros militares de la antigua Bazán, dilapidar los recursos humanos y materiales en una fusión nefasta que culmina con la creación de Navantia, llevar al colapso a la compañía situándola al borde de la quiebra, eliminar el diálogo  social y la interlocución con los sindicatos... Si esta es la tarea encomendada a Su Excelencia, no cabe duda de que ha cumplido con nota y se me antoja que se han quedado cortos con la condecoración.

De todos modos, no puedo evitar encontrar demasiados paralelismos con Mario Moreno, con la salvedad que, en el caso de Cantinflas, como en La Escopeta Nacional o Todos a la Cárcel del inolvidable Berlanga, se trata de una parodia. ¿O es que hemos hecho de este país una continua parodia?

Enrique Martínez Batista

miércoles, 26 de julio de 2017

Ayer fue desconvocada la huelga que iniciaron el pasado lunes los compañeros de Segur Ibérica en los tres centros de Navantia en la Bahía al llegar a un acuerdo con Prosegur (actual empresa) en el SERCLA.

Prosegur pagará un anticipo de hasta 1.500 euros a los compañeros que lo soliciten, que se les irán descontando en las nóminas de los próximos 17 meses o hasta el cobro de la deuda pendiente. Mientras tanto, continuarán  con las acciones judiciales contra Seur Ibérica.

Los vigilantes vienen protagonizando protestas a las puertas de las factorías de Navantia con concentraciones que han sido respaldadas por los empleados de los astilleros.

martes, 25 de julio de 2017

No es suficiente

En la mañana de hoy, tras ocho meses de absurdas trabas, dimes y diretes desde la sentencia del Supremo, y después de que los augures lo hayan venido vaticinando cada quince días en los mentideros del astillero, se ha firmado el acta por la que se procederá a la restitución de las cuestiones sociales pendientes tras la anulación del IV Convenio.

Tal como se puede ver en la circular adjunta, esto afecta a la recuperación del exceso de 16 horas de jornada que serán consideradas de libre disposición y podrán disfrutarse fraccionadamente entre el 1 de septiembre de 2017 y el 30 de junio de 2018. En el caso de los técnicos superiores se aumentará en dos días su saldo de días de libre disposición.

En segundo lugar, se procederá al pago de la regularización de la Compensación por cierre de Economatos y Comedores (años 2013 a 2016) y Obsequio de Navidad (años 2013 y 2014), en un solo pago en la nómina correspondiente al mes de septiembre y a percibir en el anticipo del día 30 de la citada nómina.

También se procederá a la devolución de la reducción en el abono del 10% de las horas realizadas de Tiempo por Tiempo entre septiembre de 2014 y marzo de 2015, a partir de la nómina de septiembre.

Finalmente se procederá al análisis, y regularización si procede, de las licencias de Convenio concedidas durante la vigencia del IV Convenio Colectivo para, sin que implique compensación económica.

Llegados a este punto, hay quienes pretenden vender este hecho como una concesión y quienes lo presentan como un triunfo. Desde CCOO pensamos que ni lo uno, ni lo otro. De tener que aplicar un calificativo, diríamos que es una vergüenza. Queremos recordar que no nos están regalando nada ni estamos conquistando nada, sólo nos restituyen parte de lo que es nuestro. Si esperar más de dos años para recuperar lo que nos pertenece y con pegas hasta el mismo momento de la firma no es vergonzoso, pocas cosas lo serán.

Aun así, se nos pide desde todos los ámbitos, incluido nuestro director comarcal que sólo se ha preocupado de ello cuando ha comenzado a afectar a sus petroleros, que en contraprestación reduzcamos las medidas de no colaboración. ¿En contraprestación de qué? No han hecho más que poner orden en una situación irregular y para ello ha sido precisa una sentencia del Tribunal Supremo. No nos han dado nada, sólo han cumplido con su obligación. Por otro lado, ya lo decíamos en alguna otra ocasión, no somos los trabajadores y trabajadoras los que hemos puesto en marcha la no colaboración, fueron Navantia y SEPI quienes cerraron toda vía de colaboración y diálogo social.

Es cierto que han habido cambios y apuntan indicios de mejoras, pero nos parecen insuficientes. De todo lo prometido allá por marzo, sólo se han sustanciado estas devoluciones que anunciamos hoy, y la organización de los dos primeros niveles de la Compañía, y si bien saludamos con optimismo los nombramientos del Director de nuestra factoría, del Jefe de Ingeniería y del Jefe de Ingeniería de Producción, hay otros eslabones en el organigrama que despiertan nuestros recelos sobre la pervivencia de los usos y costumbres de la etapa Revuelta, como el mantenimiento del mismo director comarcal, al que se asocia un adjunto y del que seguirán dependiendo ingeniería, compras o mantenimiento y servicios, o la continuación del plantel de Recursos Humanos que, si bien será el nuevo Director de este área quien acabará de configurarlo cuando se incorpore en septiembre, nos tememos que entre Plan Estratégico, Convenio y otros temas de profundo calado, vamos a seguir debatiéndonos en el mismo clima de falta de diálogo social que hemos venido afrontando en los últimos años.

Como ha repetido en demasiadas ocasiones el compañero Javi Galán, Coordinador de la Coordinadora Unitaria, ¡NO ES SUFICIENTE!

miércoles, 19 de julio de 2017

Los vigilantes paralizan la entrada en el astillero de San Fernando durante una hora

En la mañana de hoy, los vigilantes de seguridad de Segur Ibérica que prestan sus servicios en los centros de Navantia, han protagonizado una concentración a las puertas de la factoría de la empresa en San Fernando a la que se han sumado los trabajadores y trabajadoras del astillero isleño y los de la industria auxiliar, impidiendo la entrada al recinto hasta las 8 de la mañana y provocando considerables retenciones a la entrada de San Fernando y los accesos a la Autovía.

Actualmente estos trabajadores pertenecen a Prosegur tras el cierre de Segur Ibérica que se encuentra en concurso de acreedores. Esta concentración obedece a que Segur Ibérica les adeuda la nómina de junio, la paga de julio y la liquidación, con lo que llevan 48 días sin percibir remuneración alguna. Esto lleva a las familias a afrontar una situación cada vez más crítica teniendo en cuenta que un vigilante medio, con 30 años de antigüedad viene percibiendo un sueldo de 1.200 euros mensuales.

Si bien Navantia no es responsable directo, la nefasta gestión que la compañía ha llevado a cabo durante la anterior administración en materia de subcontrataciones, ha propiciado que se llegue a esta situación, como ha ocurrido con otras empresas auxiliares como Acciona, al no controlar la calidad y solvencia de los adjudicatarios ni poner los medios a su alcance para evitar estos abusos y desmadres. Ya en enero, los representantes sindicales de Segur Ibérica en Navantia advirtieron de lo que se venía encima y pidieron a Navantia que exigiera avales que garantizaran la solvencia de la empresa y evitaran lo que finalmente ha llegado.

Al igual que sucedió el pasado viernes en el Astillero de Puerto Real y ayer en el de Cádiz, la plantilla propia de Navantia así como la de la industria auxiliar se han sumado a las reivindicaciones de los compañeros y compañeras vigilantes apoyándolos en sus demandas.

sábado, 15 de julio de 2017

Un bazanero, hijo de bazanero, al frente del astillero de San Fernando

J.A. Rodríguez Poch en foto de archivo
A última hora de la mañana de ayer teníamos confirmación del nombramiento de José Antonio Rodríguez Poch como director del Astillero de San Fernando.

Hijo de un bazanero memorable, Antonio Rodríguez de la Cruz de entrañable recuerdo para quienes tuvimos el privilegio de conocerle, ingresó en Bazán en junio de 1990 formando parte de una remesa de jóvenes peritos que posiblemente ha resultado ser una de las quintas más fructíferas y rentables para la empresa.

Da sus primeros pasos en el antiguo y prestigioso Taller de Electrónica, de donde, tras unos años de aprendizaje y desempeño eficaz, pasa al Dpto. Comercial.

A finales de los 90 entra a formar parte de Ingeniería en la Sección de Electricidad y Electrónica. En 2004, tras la jubilación del Jefe de Sección, Sebastián del Moral Andrey (uno de los mejores profesionales que ha tenido la Empresa) la Sección se divide en dos, Electricidad que queda al mando de J.A. Palacios (compañero de promoción y actual Jefe de la Sección de Generación Eléctrica de Navantia) y Sistemas de Combate, de la que Poch se hace cargo.

En 2007 pasa al Dpto. Comercial de Navantia donde llega a ser Jefe comercial del Área de Buques Militares, cargo que desempeña hasta su actual nombramiento como Director.

Desde sus primeros pasos como electrónico ha ido ha ido mostrando un crecimiento profesional constante, ligado siempre a la innovación y a la apertura de nuevos campos. Es de destacar la creación de la Sección de Ingeniería de Sistemas de Combate y su posterior desarrollo, llegando a ser todo un referente en Navantia, que los caprichosos y arbitrarios nombramientos producidos en tiempos de Revuelta han acabado por convertir en una oficina objeto de mofa y escarnio para propios y extraños. Su equipo llevó a cabo el diseño, desarrollo y estandarización de locales tácticos para buques militares (Puente, C.I.C., Estación de radio...) y del Sistema de Comunicaciones, actualmente vigentes en Navantia. De manera experimental impulsó el Sistema Integrado de Control de Plataforma (SICP) que se instaló como prototipo en los remolcadores de rada del 2000 y cuyo éxito supuso la creación de la Sección de Control de Plataforma cuyos desarrollos son hoy uno de los valores añadidos de la Compañía.

Sus últimas actuaciones se han centrado en las negociaciones para la consecución del contrato de las corbetas para Arabia Saudí, donde ha jugado un papel esencial.

Bazanero, de La Isla, curtido en la factoría, joven... creemos que, a priori, es una apuesta segura y nos permitimos recordar a Vilasánchez y Mateo, que como éste tenemos más, en todas las áreas y niveles y que éstos y no otros, son lo que necesitamos en el astillero de San Fernando.

viernes, 14 de julio de 2017

Retenciones a la entrada en la Factoria de Navantia en San Fernando

Los compañeros de Prosegur que realizan labores de vigilancia en los centros de Navantia en la Bahía, han vuelto a convocar asamblea de trabajadores a las puertas del centro de San Fernando para dar información de las reuniones mantenidas hasta ayer en Madrid que, lamentablemente, no han aportado nada nuevo para la solución del conflicto que mantienen con la anterior empresa Segur Ibérica.

Siguen recibiendo promesas que no acaban de sustanciarse por lo que han procedido a la convocatoria de huelga general tal y como aprobaron en la asamblea celebrada el pasado miércoles.

Han aprovechado esta asamblea de hoy para repartir folletos informativos a los trabajadores y trabajadoras que accedían al centro, lo que ha provocado retenciones a la entrada de la factoría.

Los compañeros vigilantes convocan huelga indefinida

El sindicato CCOO Construcción y Servicios de Cádiz, convoca huelga indefinida tras impagos de salarios en los servicios de seguridad privada en los tres centros de Navantia en la Bahía de Cádiz.


La empresa Segur Ibérica S.A. abandona el servicio dejando a los trabajadores/as sin cobrar, subrogándose éstos con la empresa Prosegur y sin que la empresa principal contratante, Navantia, les dé soluciones.

Esta convocatoria de huelga, aprobada en asamblea de trabajadores/as en el día de ayer, se plantea de forma indefinida hasta que se les dé una solución de pago a toda la plantilla.

Navantia ha permitido que la empresa Segur Ibérica abandone el servicio tras meses de impagos, siendo tan responsable como la empresa deudora.

La convocatoria de huelga comenzará el próximo día 24 de julio, comenzando desde las 06:00 a las 08:00 horas y de 14:00 a las 16:00, con carácter indefinido.

Una vez más, desde CCOO, denunciamos la situación de este sector, donde las contrataciones se dan al mejor postor sin garantías desde la Administración, siendo Navantia una empresa pública, no sólo degradan las condiciones laborales de los trabajadores/as de este sector, sino que además degradan la imagen pública de los servicios que prestan a las administraciones del estado.

CCOO Construcción y Servicios Cádiz, vamos a promover que a aquellas empresas que incumplan la ley en derechos laborales se les inhabilite para presentarse a licitaciones públicas, así como que se recojan en los pliegos de condiciones clausulas que, en caso de incumplimientos, se les rescinda de forma inmediata la prestación del servicio y sus contratos. Así evitaríamos que los trabajadores/as tengan que soportar las penurias y las situaciones de desamparo que están viviendo hoy los trabajadores en Navantia. Como siempre, salen perdiendo los trabajadores.

jueves, 13 de julio de 2017

Seguimos para bingo

En los últimos tiempos, desde la Jefetura de Personal en la Bahía, se nos repite machaconamente que "...pues en Ferrol hacen esto .../... en Ferrol hacen lo otro .../... haced como en Ferrol .../... aprended de Ferrol..." obedientes y disciplinados nos pusimos a ello y la Inspección de Trabajo dictaminó.

Vamos a por otra. En la mañana de hoy ha sido distribuido en Ferrol el comunicado adjunto en el que se notifican la recuperación de las 16 horas pendientes de 2014, que se podrán disfrutar en fracciones de hora de libre disposición, y el abono de los cartuchos de Navidad de 2013 y 2014. Una reunión ha bastado para llegar a este acuerdo. En San Fernando, mientras desde el Comité se demanda lo mismo que ha conseguido Ferrol, el Jefe de Recursos Humanos de la Bahía manifiesta que las 16 horas se devolverán en dos días, uno el 13 de octubre y otro a negociar.

Desde CCOO estábamos dispuestos a discutir lo que hiciera falta para conseguir las 16 horas en fracciones de hora de libre disposición pero a la luz del comunicado de Ferrol (y la confirmación que nos ha llegado hace unos minutos de que en las Oficinas Centrales se Madrid se procederá de la misma forma) entendemos que discutir carece de sentido y lo que procede es exigir la devolución de las horas y el abono de los cartuchos de manera inmediata y en la misma forma que Ferrol y Madrid, en definitiva centros de una "misma empresa" con un "mismo convenio".

miércoles, 12 de julio de 2017

Se agota la paciencia de los compañeros vigilantes

A las 6:30 de la mañana, los compañeros vigilantes en los centros de Navantia de la Bahía de Cádiz han celebrado asamblea a las puertas de la factoría de San Fernando.

En la actualidad estos compañeros pertenecen a Prosegur tras haber sido subrogados de la anterior compañía Segur Ibérica (epmresa presidida por el ex-Ministro Popular Pedro Morenés))que se encuentra en concurso de acreedores y que les debe la nómina de junio y la liquidación, entre 3.500 y 4.000 euros por cabeza según los casos.

Hasta la fecha ni Navantia, en gran parte responsable de la situación que viven estos compañeros, ni los administradores concursales han encontrado una solución llegando a recomendar incluso a los trabajadores que recurran a pedir anticipos a Prosegur para poder ir saliendo adelante. También desde la Dirección de Recursos Humanos de la Bahía se les insiste en que sigan teniendo "paciencia", en una muestra clara más de su incapacidad para gestionar también este conflicto.

En la asamblea, los compañeros han acordado iniciar los trámites para preparar un calendario de movilizaciones si en esta semana no reciben una respuesta satisfactoria. Mañana se concentrarán en asamblea en el Astillero de Cádiz a la espera de recibir noticias de las reuniones que estos días se están celebrando en Madrid. Si estas noticias no fueran favorables es posible que el próximo día 14 emprendan una acción "contundente" en alguno de los tres centros. Esta posibilidad le fue comunicada a Pablo López, director de construcción naval en la Bahía, cuando efectuaba su entrada al centro.

Ni que decir tiene que los compañeros vigilantes cuentan y contarán en todo momento con el apoyo de CCOO en San Fernando y nos atrevemos a decir que en toda la Bahía.

martes, 11 de julio de 2017

Inspección de Trabajo obliga a Navantia San Fernando a publicar el escalafón

Resolución de la Inspección de trabajo
Como informábamos con anterioridad, el pasado 20 de junio, CCOO,  presentamos denuncia contra Navantia por incumplimiento de convenio colectivo ante la Inspección de Trabajo por la negativa de la empresa a publicar oficialmente el escalafón tal como establece el convenio colectivo actualmente en vigor según sentencia del Tribunal Supremo.

Hace unos minutos hemos recibido la resolución, favorable a nuestros intereses, por la que requiere a la empresa a la "publicación inmediata" del escalafón.

Más que alegrarnos por esta resolución favorable intenciones, lamentamos profundamente tener que llegar a estos extremos ante la nula disposición de la dirección de recursos humanos en la Bahía de Cádiz para mantener un clima de diálogo aunque sólo fuera en cuestiones domésticas como esta y otras que permanecen abiertas y que no hacen más que entorpecer las relaciones laborales y crispar aún más si cabe a la plantilla. Alguien nos decía no hace mucho que estaba “viendo cosas en esta factoría que no había visto en su vida” y es de lo poco en que coincidimos. Nunca antes habíamos padecido una fractura de las relaciones entre Empresa y Parte social como la actual. Siempre hemos preferido solucionar los problemas en los despachos, pero si sólo nos dejan los juzgados y la movilización no dudaremos en acudir a ellos.

viernes, 7 de julio de 2017

Los payasos de la tele

Allá por los años 70, Televisión Española emitía un programa protagonizado por cuatro hermanos que con su actuación hicieron felices a muchas personas de más de una generación.

A lo largo de la vida nos vamos encontrando en cualquier colectivo a grupos que pretenden seguir haciendo felices a los demás emulando a aquellos titiriteros de los 70.

Aquella alegría continua de los Aragón nada tiene que ver con la que hoy nos transmiten quienes navegan por las masas, actuando como “voceros” de sus patrones, que al fin y a la postre no es más que una satisfacción tan efímera e incierta, que invalida una y otra vez la poca credibilidad que les caracteriza y los relega a tropezar una y otra vez en la piedra de la ignorancia.

Si fueran tan ingenuos como los payasos de la tele al cantar “había una vez, chatatachatata chan…", se mantendrían limpios y exentos de críticas, pero la realidad es que albergan retorcidas intenciones pretendiendo obtener rédito electoral a costa de un bien que nos incumbe a todos y que acabaremos consiguiendo sólo con el esfuerzo y la movilización de todos.

Arrojan la piedra una y otra vez. Algún día acertarán y  todos nos alegraremos, por la consecución del objetivo y porque se acallarán también las voces erróneas que no aciertan casi nunca, enturbiando y confundiendo a los trabajadores.

Alguna vez los “voceros” acertarán, aunque sea a costa del esfuerzo de todos.


jueves, 6 de julio de 2017

Formación Dual en Navantia

La Formación Profesional Dual viene a ser lo más parecido a
las antiguas escuelas de aprendices
La Formación Profesional Dual es una modalidad dentro de la formación profesional cuyos proyectos combinan los procesos de enseñanza y aprendizaje en la empresa y en el centro de formación y se caracterizan por realizarse en régimen de alternancia entre el centro educativo y la empresa, con un número de horas o días de estancia de duración variable entre el centro de trabajo y en el centro educativo.

En España, la formación profesional dual se implanta en por Real Decreto en 2012. Ese año, las tasas de matriculación en esta modalidad fueron del 1% frente al 42% de Alemania y al 14% de media de la Unión Europea. En la actualidad, de los 4.292 alumnos matriculados en 2013 se ha pasado a 16.129 en 2015, siendo Andalucía la comunidad en la que más estudiantes realizan estos planes. En el curso 2016/2017 se están llevando a cabo 191 proyectos de Formación Profesional Dual en Andalucía con 1.500 empresas implicadas y unos 3.200 alumnos.

Prácticamente desde inicios de la legislatura, en junio de 2015, comenzamos a estudiar la posibilidad de implantar esta modalidad en nuestra factoría. Los compañeros J.A. Aguilar y Pepe Olmo se pusieron a trabajar, recopilando información y documentación; manteniendo reuniones con instituciones locales y provinciales, entre las que destaca la Mancomunidad de Municipios de la Bahía de Cádiz en la persona de su Presidente José María Román, que desde un principio ha mantenido un firme compromiso con el proyecto tanto personal como institucionalmente y que ha aportado mucha de su rica y dilatada experiencia en acciones formativas; entrevistándose con directores de institutos de la comarca, San Fernando, Cádiz, Puerto Real y Chiclana, donde el Instituto Picasso ha brindado una colaboración especialmente relevante... hasta tener completado un extenso y detallado bagaje sobre las posibilidades de la implantación de la Formación Dual en la factoría.

Todo este trabajo quedaba en aguas de borrajas ante la negativa de la Dirección de Recursos Humanos en la Bahía, que no veía viable la introducción de Navantia en estos planes de estudios, hasta septiembre de 2016 en que teníamos noticia de que en Ferrol se iniciaba un proyecto de Formación Dual entre Navantia y Xunta de Galicia por el que se beneficiaban 12 alumnos que se formarían durante 18 meses en las instalaciones de Navantia en Ferrol. Esta Sección Sindical, sobre la base del trabajo que venía desarrollando, aprovechó una reunión que el Comité mantuvo con la entonces Directora de Recursos Humanos el 20 de septiembre, para reclamar la puesta en marcha de la Formación Dual en San Fernando, recibiendo su aprobación.

A partir de ahí  nos pusimos al servicio de los responsables de Recursos Humanos y Formación de nuestro astillero a quienes facilitamos toda la información y documentación recabadas y que manifestándose vivamente interesados, quedaron en estudiarlo e iniciar el procedimiento para su implantación coordinados con la parte social.

Recientemente, tras casi un año de reuniones aplazadas sine die y finalmente suspendidas, se nos convoca para adelantarnos (aún no se nos ha comunicado oficialmente) que ya está en marcha la Formación Dual en la Bahía. Mientras que en Ferrol se benefician 13 alumnos y en Cartagena lo harán 10, se nos informa de que se incorporarán a la Formación Profesional Dual "UN" alumno en San Fernando y "DOS" en Puerto Real. Que el instituto seleccionado ha sido "SAFA - San Luis" de El Puerto de Santa María (privado - concertado, frente a los públicos con los que habíamos contactado previamente). Que serían de "Programación de la Producción en Fabricación Mecánica" (mientras que desde las distintas jefaturas de producción se habían solicitado soldadores, tuberos, mecánicos, electricistas y electrónicos). Que no sólo no cobrarían el salario mínimo interprofesional (como en Ferrol) sino que además tendrán que costearse los desplazamientos salvo que soliciten ayuda para transporte a la Junta de Andalucía.

De nuevo volvemos a encontrarnos con las arbitrariedades de Recursos Humanos que aún perduran en la Bahía desde que aterrizó la anterior administración en la empresa rompiendo toda vía de diálogo y colaboración con la parte social. Ante esta situación no nos queda más que apartarnos a un lado y permanecer expectantes a los acontecimientos para detectar y denunciar cualquier irregularidad, como nos vemos obligados a hacer en casi todos los asuntos que afectan a este área de la empresa. Esperemos que la nueva estructura organizativa venga a poner un mínimo de sensatez y cordura.

lunes, 3 de julio de 2017

Acciona sigue dando de qué hablar en Navantia


Lamentablemente tenemos que volver sobre las deficiencias del trabajo de Acciona en la factoría. Ya cuando se presentaron, allá por abril, reconocían que iban a tener complicado cumplir con las condiciones del contrato, principalmente por la carencia de personal. A día de hoy confirmamos que la limpieza en nuestra factoría sigue dejando mucho que desear.

Baste como ejemplo el estado en que se encuentra el aseo de Carenas junto al dique 4. A principios de junio llamábamos la atención a los responsables de Mantenimiento, gestores del contrato, del lamentable estado en que se encontraba este aseo que no se había limpiado desde que Acciona llegó a la empresa. Al día siguiente se procedió a su limpieza y quedó como una patena. Hoy, un mes después, el aseo ofrece la imagen que se muestra en las fotos. No ha vuelto a limpiarse desde entonces

No es el único caso. La escasez de personal con que cuenta la multinacional, tanto en limpieza blanca como en la del metal, hace imposible atender como es debido al astillero. La limpieza es superficial con lo que suciedad se va acumulando hasta el punto en que es necesario dejar instalaciones desatendidas para afrontar estas acumulaciones. Si además se producen imprevistos como ha ocurrido con la piscina de la cortadora de plasma, la situación se puede prolongar varios días. Todo ello a costa de la sobre-explotación de la plantilla que se ve sometida a una sobrecarga de trabajo inaceptable para llevar a cabo su labor con la profesionalidad a que nos tiene acostumbrados.

Pero no acaba aquí la cosa ya que a la vez se están produciendo irregularidades en los contratos. Recientemente se han contratado a dos limpiadoras en sustitución de otras que se encuentran de baja. Mientras que las sustituidas están acogidas al convenio propio que se firmó con Alcomar antes de la llegada de Acciona, a las sustitutas se les aplica el provincial, con una considerable merma en las condiciones laborales y salariales. A esto hay que añadir las anomalías que vienen produciéndose en las nóminas.

Todo ello a costa de los trabajadores y trabajadoras. Los de Navantia y la industra auxiliar, que ven reducidas sus condiciones de salubridad, y sobre todo los de Acciona (alguno de los cuales llevan más de cuarenta años en Navantia) que desarrollan su labor callada y anónima de un modo ejemplar como siempre lo han hecho, pero que han llegado a un punto insostenible, por dignidad y profesionalidad, que ha provocado la celebración de asambleas en los tres centros de la Bahía y la preparación de jornadas de movilizaciones y huelgas en demanda de, manda huevos, unas condiciones mínimas para poder seguir llevando la calidad de su trabajo por bandera.

viernes, 30 de junio de 2017

Video conferencia con el Presidente de Navantia en la mañana de hoy

Decepcionante. No se nos ocurre otro calificativo para la videoconferencia que en la mañana de hoy ha mantenido el Presidente de Navantia, Esteban García Vilasánchez, con los Comités de Empresa.

A priori estábamos convencidos de que no nos iba a aportar demasiado, pero en nuestro fuero interno, después del tiempo transcurrido y los continuos aplazamientos, queríamos creer que habría algo más. Algún gesto de más calado. 

Pero no ha sido así. Vilasánchez ha comenzado por informar de que el Consejo de Administración de SEPI ha dado el visto bueno a la estructura organizativa presentada por la Dirección, de cuyo primer nivel ha hecho una breve presentación.

Navantia estará estructurada en seis áreas de negocio, Ría de Ferrol, Bahía de Cádiz, Dársena de Cartagena, Sistemas FABA, Reparaciones y Navantia Australia. En lo que a nosotros respecta, Alfredo Gordo seguirá al frente de Sistemas FABA y Pablo López al de Construcción Naval, mientras que Álvaro Vela seguirá al frente de Reparaciones de Navantia.

También anunció que Fernando Ramírez estaría al frente de Recursos Humanos de la Compañía. Es el actual Director de Recursos Humanos de Airbus y en septiembre se incorporará a Navantia. Nos sorprende un poco que de entre los más de 90 altos directivos con que la empresa cuenta en la actualidad no se haya encontrado a nadie capaz de desempeñar esta función. Nos sorprende y nos preocupa. Obviamente el Sr. Ramírez merece un voto de confianza, pero aún siendo un lumbreras, un barco no es un avión, Navantia no es Airbus, y sus procesos productivos se parecen lo que un huevo a una castaña, por lo que necesitará un tiempo para asentarse y adaptarse. Tiempo que lamentablemente no nos podemos permitir perder.

Poco más avanzó del plan, salvo su intención de que los centros tengan más operatividad y autonomía, y sus directores más competencias.

Presentado este esquema, ha informado que se están dando pasos en la aplicación del III Convenio y la Sentencia del Supremo. En este sentido anunció que procederá a la regularización de las 16 horas por exceso de jornada en 2014 y la liquidación de los cartuchos de Navidad. Por último dijo que se estaba revisando la valoración de las DPO del 2015 de los técnicos superiores.

Tras la intervención del Presidente, los Comités de los distintos centros de Navantia tomaron la palabra coincidiendo, aparte de consideraciones particulares de cada uno de ellos, en que la oferta de la empresa parece insuficiente en una primera y rápida valoración, y recordando que no se iniciaría ninguna negociación sin la aplicación íntegra del convenio. Jesús Peralta, Presidente de nuestro Comité, insistió en la necesidad de carga de trabajo para nuestra factoría, sin la cual, cualquier otra consideración queda en un segundo plano.

No hemos tenido tiempo de hacer una valoración en profundidad de esta reunión, pero nuestra primera impresión es del más absoluto desencanto y frustración.

jueves, 29 de junio de 2017

Estructura organizativa

Esteban García Vilasánchez, Presidente de Navantia, en la reunión mantenida
el pasado 24 de abril, nos emplazaba a finales de mayo para conocer su
propuesta de estructura organizativa para la empresa
Pasó el 31 de mayo, el 21 de junio, el 23. Pasaron los Consejos de Administración de Navantia y de SEPI y la estructura organizativa prometida brilla por su ausencia. Hoy mismo nos han dicho que mañana podría ver la luz.

Este asunto, que podría ser considerado como un tema menor dado el panorama que afrontamos, no deja de tener su importancia ya que la ineficacia de la administración Revuelta ha dejado a la empresa enredada en una tupida red de despropósitos, en la que no hay cuestiones más o menos graves sino que todo se entreteje de tal modo que resulta difícil establecer prioridades o causalidades.

Desde que en CCOO apostamos por la implantación de medidas de no colaboración como presión para forzar a la empresa a la aplicación del convenio, lo hacíamos convencidos de que se trataba de un gesto simbólico más que de una medida efectiva, toda vez que en nuestro centro está ampliamente implantada la cultura de no prolongación de jornada y que por otro lado el convenio prevé claramente las situaciones comprometidas y excepcionales como pudieran ser varadas, flotaduras, botaduras, postventa, etc.

De ahí nuestra sorpresa e indignación cuando una vez aprobadas las medidas por la asamblea, la empresa nos viene con el chantaje del "tirito en el pie" haciéndonos responsables de las desastrosas consecuencias para la empresa por la falta de colaboración, olvidando por ende que colaborar es cosa de dos.

El conflicto surgido con ocasión de la varada de un barco o la salida de dos remolcadores que afectaba a Carenas no es por negarnos a que se hicieran por las medidas de no colaboración ya que es uno de los casos excepcionales contemplados en el convenio, que por otro lado Navantia se niega a aplicar en otros asuntos, sino porque suponía el traslado de personal de otro centro. El astillero de San Fernando (que construye, repara y arma barcos) carece de un capitán de diques para dirigir las maniobras, teniendo que depender sobre todo del de Puerto Real, o en su defecto del de Cádiz donde por cierto faltó tiempo para contratar a uno por la vía de urgencia cuando se jubiló el anterior.

También nos hemos encontrado con una situación embarazosa en los casos de Jefe de Obra y Jefe de Armamento a bordo, en los que además se nos ha intentado coaccionar y dividir a causa de su cualificación como recursos preventivos. Tampoco nos hemos opuesto a que estos recursos desarrollen su labor, como en el caso de Carenas nuestra negativa ha sido al desplazamiento de personal de otros centros.

Lamentablemente no se trata de situaciones aisladas o puntuales. Han salido a la luz pública a raíz de la aplicación de las medidas de la no colaboración, pero forman parte del caos organizativo en el que nos ha sumido la Dirección de Navantia.

Ingeniería es buena muestra de ello. De las siete secciones que componen el departamento (Diseño General, Estructuras, Ingeniería Mecánica, Equipos y Habilitación, Sistemas de Combate, Electricidad y Control de Plataforma) seis están al mando de jefes de la plantilla de Puerto Real. Todas y cada una de estas secciones cuentan con personal propio de San Fernando con la misma cualificación académica (o superior) que dichos jefes y con una experiencia y conocimientos en la construcción naval militar (algunos incluso en lo civil) infinitamente superior que en gran parte han quedado relegados a tareas meramente administrativas. Esto que pudiese ser una banalidad o una opinión subjetiva se puede constatar rápidamente con un simple vistazo a los respectivos currículums o historiales. A nadie extrañarán el descontento y la desmotivación del personal en estas circunstancias, los conflictos por disparidad de opiniones y criterios profesionales, ni los consiguientes efectos negativos en la producción.

El departamento de Gestión del talento y mejora de procesos, cuyo jefe en la Bahía es de Puerto Real y que tiene un responsable en Puerto Real y otro en Cádiz, en San Fernando se sostiene con un becario y un administrativo. Es preciso señalar que este departamento se encarga, además de la formación que se imparte a la plantilla, de los cursos y entrenamientos a las tripulaciones de los buques que construimos y que por tanto estará al frente de la formación de la Armada Saudí que vendrá pareja al contrato de las corbetas en el astillero de San Fernando. También es responsabilidad de la gestión de la selección de contratados por tasa de reposición o mediante cobertura de vacantes via ETT.

Navantia está desarrollando el proyecto PUMA (Proyecto de Unificación de Modelos de Astilleros) que se implantará en los AOR a construir en Ferrol y en las Corbetas para Arabia a construir en San Fernando. Al frente de esta implantación tan compleja como crucial, mientras que en el AOR estará a cargo de un coordinador del propio astillero, para las corbetas se ha designado a un responsable de Puerto Real.

A estas alturas no hace falta señalar las consecuencias que la centralización de departamentos como Compras y Aprovisionamientos para Navantia en general, que al carecer de responsables locales con capacidad de maniobra, en nuestro astillero se vuelven insostenibles

En ningún caso planteamos controversia entre centros, ni entre construcción civil o militar. Todo lo contrario. Estamos convencidos que la coordinación entre los tres astilleros de la Bahía sobre la base de la complementariedad que permite la especialización en cada uno de ellos, es esencial para su desarrollo y perspectivas de futuro. Pero para ello es necesario que cada centro cuente con los recursos humanos y materiales suficientes para mantener un flujo mínimo de trabajo continuado y estable, así como una autonomía y capacidad de gestión que permita optimizar estos recursos. La actual estructura organizativa de Navantia no sólo no lo permite, sino que supone un obstáculo insalvable para el funcionamiento de las tres áreas de negocio de nuestra factoría.

Por todo ello, es por lo que esperamos como agua de mayo la prometida organización de la empresa, con la esperanza de que se subsanen estas deficiencias y volvamos a disponer de un centro de trabajo autosuficiente.

miércoles, 28 de junio de 2017

CCOO denuncia a Navantia San Fernando ante la Inspección de Trabajo por incumplimiento de convenio

Después de que Recursos Humanos entregara a las Secciones Sindicales la "simulación de borrador de escalafón sin validez legal", tras años de reclamaciones, la Sección Sindical de CCOO en Navantia San Fernando ha tomado la determinación de presentar denuncia ante la Inspección de Trabajo por incumplimiento de convenio.

La Jefatura de Recursos Humanos ha justificado su proceder aduciendo que la publicación del escalafón podría crear falsas expectativas y malestar entre los trabajadores, y que no dependía de ellos sino del Ministerio de Hacienda y la ley de Presupuestos Generales, lo que después de constatar que en Ferrol se ha procedido a la publicación oficial y sin cortapisas del escalafón, nos parece una pobre escusa aunque nos cuesta entender el fin que persiguen con ello.

Estamos convencidos de que nos asiste la razón y que pronto recibiremos noticias favorables desde la Inspección de Trabajo.

Afortunadamente todo ha quedado en un susto

Estado en que quedó el vehículo
La tarde del pasado lunes, cuando se dirigía a asesorar a la familia de un compañero fallecido a causa de la asbestosis, el compañero Pepe Casas sufrió un accidente por alcance que, pese la lo aparatoso, no ha revestido graves consecuencias.

Circulaba el compañero por la avenida Ana de Viya a la altura del Estadio Ramón de Carranza cuando fue envestido por un Range Rover a una desmesrurada velocidad que dejó el vehículo en el estado que se observa en la foto.

Afortunadamente, Pepe tras el susto y mareos sufridos tras el impacto se recupera favorablemente a la espera de los informes pertinentes.

lunes, 26 de junio de 2017

Testigos mudos del desatre de Moguer


Esta mañana, al llegar a la empresa, un olor a quemado inundaba el ambiente. Al despuntar el sol y aclararse la mañana pudimos comprobar que no se trataba de ningún incidente en el astillero sino de la nube de hollín que procedente del incendio de Moguer llegaba a la Bahía.

jueves, 22 de junio de 2017

Navantia San Fernando vuelve a tomar las calles de La Isla

Normalidad y alta participación, las notas dominantes de la manifestación de la Plantilla del astillero de Navantia en San Fernando que esta mañana ha recorrido las calles de la población en demanda de carga de trabajo.


Cabeza de la manifestación a las puertas de la factoría
Sobre las 8:30 de la mañana, la plantilla de Navantia en San Fernando comenzó a concentrarse frente a la dirección de la Fábrica de Artillería (FABA), el punto más alejado de la factoría, desde donde dio comienzo la manifestación que recorrió las instalaciones del astillero hasta salir pos sus puertas pasadas las 9:00. Prácticamente toda la plantilla, 1003 trabajadores y trabajadoras, ha tomado parte en esta movilización a la que se han sumado las empresas de la industria auxiliar que actualmente prestan sus servicios en las instalaciones isleñas. A lo largo del recorrido fueron agregándose colectivos de ciudadanos, trabajadores del metal, jubilados y perjubilados de la planta. Especialmente significativa fue la incorporación del Comité de Empresa del astillero de Puerto Real a la altura de la emblemática Barriada Bazán. En la Venta de Vargas se integraron, junto a la alcaldesa Patricia Cavada, miembros de la corporación municipal y representantes de PSOE, Partido Andalucista, Ciudadanos, Podemos, Izquierda Unida y Andalucía por sí, que quisieron mostrar el apoyo a las revindicaciones de los trabajadores y trabajadoras de la única industria de la localidad.

Llegados al Centro de Congresos Cortes de la Real Isla de León, Jesús Peralta, Presidente del Comité, tras explicar a la ciudadanía las razones por las que ha tenido lugar la manifestación y anunciar que "seguirán las movilizaciones hasta conseguir carga de trabajo para la factoría", dio lectura a un manifiesto en el que se expresan las reivindicaciones de la plantilla que se centran en la consecución de carga de trabajo estable que asegure el futuro de un astillero que lleva 300 años siendo motor económico de la ciudad y su entorno.

Jesís Peralta, Presidente del Comité, se dirige a la ciudadanía
La plantilla, en voz del Presidente, exige el compromiso del Gobierno central de continuar con el programa de los Buque de Acción Marítima (BAM) «para (como la misma Ministra de Defensa Mª Dolores de Cospedal manifestó al Comité de Empresa) no depender de nadie".

Por su parte, la Alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada (PSOE), ha señalado que "había que estar en esta manifestación por la carga de trabajo y por el empleo". "Navantia es nuestra principal industria , ha sido historia, es presente y tiene que ser futuro".

Desde CCOO insistimos en que la carga de trabajo tiene que venir de la mano de la segunda serie de BAM completa para seguir con el resto hasta completar los 14 que están comprometidos por el acuerdo del 16 de diciembre de 2004, con independencia de la consecución del contrato de las corbetas para Arabia Saudí.

Antonio Noria (derecha), Presidente
del Comité  de Puerto Real
Tras agradecer la asistencia a todos aquellos colectivos que se han sumado a esta movilización, con un especial reconocimiento a los compañeros del Comité de Puerto Real, la manifestación inició el retorno a la factoría a través de la Ronda del Estero donde, como todos los jueves, tenía lugar el mercadillo de "los gitanos".

Finalizada la manifestación, desde la Jefatura de la Policía Local se nos informaba del normal desarrollo de la jornada sin ningún tipo de incidente y con unas molestias mínimas a la ciudadanía, en gran parte gracias al dispositivo puesto en práctica por las autoridades locales.

miércoles, 21 de junio de 2017

Última hora

Pasados apenas unos minutos de publicado nuestro anterior artículo, nuestro representante en el Consejo de Administración de Navantia nos informa de que este ha concluido sin la presentación de la estructura organizativa de la compañía prometida (por segunda vez) por el Presidente hace apenas una semana. No nos cabe duda de que le asistirán poderosas razones para ello que seguramente colocarán la pelota en tejado ajeno y nuestra casa mientras tanto, unos por otros, sigue sin barrer.

El gran chasco

William Miller, fundador de la Iglesia Adventista del séptimo día de marcado caráter milenarista, concluyó por medio de un estudio de las cronologías de la Biblia que Jesucristo volvería a la Tierra el 22 de octubre de 1844 dando inicio al juicio final. Cuando en el día señalado Jesucristo no apareció, los seguidores de Miller experimentaron lo que se conoce como el Gran Chasco que provocó que miles de seguidores abandonaron el movimiento. Después del Gran Chasco, el religioso Jonas Wendell llegó a la conclusión de que había sido erróneo el cálculo de la Segunda Venida de Jesucristo, y lo situó en 1868. La fecha pasó y Jesucristo no regresó, por lo que Wendell publicó en 1870 un volante donde explicaba que Jesucristo volvería en 1873. Fracasado el pronóstico, Nelson Barbour recalculó la fecha situándola a final de 1874.

Lo recordaba esta mañana cuando dos compañeros se acercaban por la sección sindical a preguntar si era cierto el comentario de que el viernes, en la reunión de la SEPI se desbloquearían las 16 horas pendientes. Reunión del Consejo de Administración del organismo que tendrá lugar el jueves 22 (coincidiendo curiosamente con nuestra manifestación) y no el viernes.

Profetizar lo evidente es fácil, el problema viene cuando se establecen fechas o plazos y éstos acaban por no cumplirse. Sólo quedan entonces dos opciones, reconocer el error, o cometer la torpeza de de ir cambiando la fecha a medida que se agota el tiempo. Esta argucia parece ser la que han adoptado quienes llevan unos días propalando rumores por los mentideros de la factoría.

No hace falta recurrir a las cuartetas de Nostradamus ni a la bola de cristal de la Bruja Lola para afirmar que la SEPI se va a reunir con la representación de los trabajadores y trabajadoras para iniciar la negociación del plan estratégico. Que paralelamente, antes o después, se iniciará la negociación del convenio, lo saben hasta los chinos. Que el Presidente de Navantia va a presentar la organización de la empresa tarde o temprano (puede que con un mes de retraso en el Consejo de Administración que se celebra hoy) es inevitable... Decían que a finales de mayo, a principios de junio, a mediados, este viernes... así hasta el infinito y más allá, algún día sucederá y acertarán. El dilema sigue siendo cuándo y, sobre todo, cómo, y ambas cuestiones dependerán fundamentalmente, no nos engañemos, de la actitud y determinación que manifestemos trabajadores, trabajadoras y quienes los representamos en este pulso mantenido.

Hoy por hoy sigue sin haber nada en firme, más allá de la declaración de Pilar Platero, Presidenta de SEPI en sede parlamentaria sobre las salidas naturales del personal de Navantia, y la confirmación por parte de Esteban García, Presidente de Navantia en reunión de la Coordinadora Unitaria, de que la plantilla de Navantia se mantendrá sin la más mínima ampliación. A pesar de los obstáculos que se nos han puesto para ello, hemos hecho nuestros números y según estas afirmaciones, las cuentas no nos salen y ponen en duda la declaración de que se mantendrán todos los centros abiertos. Según nuestros cálculos, manteniendo la plantilla actual, las tres líneas de actividad de nuestra factoría (Carenas, Construcción Naval y los talleres de FABA) tendrán serias dificultades para mantener unas mínimas garantías de futuro. Si además consideramos los baremos globalmente contemplando a todo el grupo, la situación se torna crítica.

Resulta difícil justificar esta rumorología tan falsa como malintencionada, aunque parecen claros los intereses a que obedece toda vez que coincide con algunas actuaciones por parte de la dirección de la empresa. A poco que nos esforcemos, se adivina el mismo perverso procedimiento que tan bien describe Naomi Klein en La estrategia del schock y que han venido utilizando todas las creencias, religiones y poderes establecidos desde que el primer brujo de la tribu descubrió el miedo como valor más preciado. Resulta relativamente fácil elaborar un discurso sobre la base de lo que la audiencia está dispuesta a creer. Jugar con la esperanza y desesperación. Prometer el paraíso y amenazar con con males y catástrofes pavorosas. Todo a cambio del adocenamiento y la sumisión a unos poderes ocultos que nadie ve, salvo los autoproclamados elegidos y de quienes reciben instrucciones y mandatos. Afortunadamente estos profetas de pacotilla de nuestra empresa adolecen de una torpeza proverbial.

Si se van a pagar las asimilaciones, cartuchos y economatos. Si se van a desbloquear las horas que nos adeudan. Si se va a negociar el plan. Si se va a negociar el convenio. Si todo está hecho, ¿Porqué se mantiene la zozobra de la plantilla, con los dos principales centro del grupo (San Fernando y Ferrol) en pleno conflicto, y no se hace, cuando menos, un anuncio?¿No hay un documento, un papel, una cita, una foto, que ratifique los runrunes?. A fin de cuentas sólo pedimos eso, un gesto.

Como dijo Jorge Santayana, quien olvida su historia está condenado a repetirla, y la historia nos dice que la clase trabajadora jamás ha conseguido nada sin lucha decidida, tenaz y denodada. ¿Negociar? somos los primeros. ¿Reunirnos? hasta la extenuación. Pero a partir de ahí, como dicen nuestros compañeros del norte "¡LUME!". Todo llegará tarde o temprano, Lo sabemos, pero el cuándo y, sobre todo el cómo, va a depender única y exclusivamente de la fuerza y la determinación que pongamos en el empeño.