jueves, 22 de junio de 2017

Navantia San Fernando vuelve a tomar las calles de La Isla

Normalidad y alta participación, las notas dominantes de la manifestación de la Plantilla del astillero de Navantia en San Fernando que esta mañana ha recorrido las calles de la población en demanda de carga de trabajo.


Cabeza de la manifestación a las puertas de la factoría
Sobre las 8:30 de la mañana, la plantilla de Navantia en San Fernando comenzó a concentrarse frente a la dirección de la Fábrica de Artillería (FABA), el punto más alejado de la factoría, desde donde dio comienzo la manifestación que recorrió las instalaciones del astillero hasta salir pos sus puertas pasadas las 9:00. Prácticamente toda la plantilla, 1003 trabajadores y trabajadoras, ha tomado parte en esta movilización a la que se han sumado las empresas de la industria auxiliar que actualmente prestan sus servicios en las instalaciones isleñas. A lo largo del recorrido fueron agregándose colectivos de ciudadanos, trabajadores del metal, jubilados y perjubilados de la planta. Especialmente significativa fue la incorporación del Comité de Empresa del astillero de Puerto Real a la altura de la emblemática Barriada Bazán. En la Venta de Vargas se integraron, junto a la alcaldesa Patricia Cavada, miembros de la corporación municipal y representantes de PSOE, Partido Andalucista, Ciudadanos, Podemos, Izquierda Unida y Andalucía por sí, que quisieron mostrar el apoyo a las revindicaciones de los trabajadores y trabajadoras de la única industria de la localidad.

Llegados al Centro de Congresos Cortes de la Real Isla de León, Jesús Peralta, Presidente del Comité, tras explicar a la ciudadanía las razones por las que ha tenido lugar la manifestación y anunciar que "seguirán las movilizaciones hasta conseguir carga de trabajo para la factoría", dio lectura a un manifiesto en el que se expresan las reivindicaciones de la plantilla que se centran en la consecución de carga de trabajo estable que asegure el futuro de un astillero que lleva 300 años siendo motor económico de la ciudad y su entorno.

Jesís Peralta, Presidente del Comité, se dirige a la ciudadanía
La plantilla, en voz del Presidente, exige el compromiso del Gobierno central de continuar con el programa de los Buque de Acción Marítima (BAM) «para (como la misma Ministra de Defensa Mª Dolores de Cospedal manifestó al Comité de Empresa) no depender de nadie".

Por su parte, la Alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada (PSOE), ha señalado que "había que estar en esta manifestación por la carga de trabajo y por el empleo". "Navantia es nuestra principal industria , ha sido historia, es presente y tiene que ser futuro".

Desde CCOO insistimos en que la carga de trabajo tiene que venir de la mano de la segunda serie de BAM completa para seguir con el resto hasta completar los 14 que están comprometidos por el acuerdo del 16 de diciembre de 2004, con independencia de la consecución del contrato de las corbetas para Arabia Saudí.

Antonio Noria (derecha), Presidente
del Comité  de Puerto Real
Tras agradecer la asistencia a todos aquellos colectivos que se han sumado a esta movilización, con un especial reconocimiento a los compañeros del Comité de Puerto Real, la manifestación inició el retorno a la factoría a través de la Ronda del Estero donde, como todos los jueves, tenía lugar el mercadillo de "los gitanos".

Finalizada la manifestación, desde la Jefatura de la Policía Local se nos informaba del normal desarrollo de la jornada sin ningún tipo de incidente y con unas molestias mínimas a la ciudadanía, en gran parte gracias al dispositivo puesto en práctica por las autoridades locales.

miércoles, 21 de junio de 2017

Última hora

Pasados apenas unos minutos de publicado nuestro anterior artículo, nuestro representante en el Consejo de Administración de Navantia nos informa de que este ha concluido sin la presentación de la estructura organizativa de la compañía prometida (por segunda vez) por el Presidente hace apenas una semana. No nos cabe duda de que le asistirán poderosas razones para ello que seguramente colocarán la pelota en tejado ajeno y nuestra casa mientras tanto, unos por otros, sigue sin barrer.

El gran chasco

William Miller, fundador de la Iglesia Adventista del séptimo día de marcado caráter milenarista, concluyó por medio de un estudio de las cronologías de la Biblia que Jesucristo volvería a la Tierra el 22 de octubre de 1844 dando inicio al juicio final. Cuando en el día señalado Jesucristo no apareció, los seguidores de Miller experimentaron lo que se conoce como el Gran Chasco que provocó que miles de seguidores abandonaron el movimiento. Después del Gran Chasco, el religioso Jonas Wendell llegó a la conclusión de que había sido erróneo el cálculo de la Segunda Venida de Jesucristo, y lo situó en 1868. La fecha pasó y Jesucristo no regresó, por lo que Wendell publicó en 1870 un volante donde explicaba que Jesucristo volvería en 1873. Fracasado el pronóstico, Nelson Barbour recalculó la fecha situándola a final de 1874.

Lo recordaba esta mañana cuando dos compañeros se acercaban por la sección sindical a preguntar si era cierto el comentario de que el viernes, en la reunión de la SEPI se desbloquearían las 16 horas pendientes. Reunión del Consejo de Administración del organismo que tendrá lugar el jueves 22 (coincidiendo curiosamente con nuestra manifestación) y no el viernes.

Profetizar lo evidente es fácil, el problema viene cuando se establecen fechas o plazos y éstos acaban por no cumplirse. Sólo quedan entonces dos opciones, reconocer el error, o cometer la torpeza de de ir cambiando la fecha a medida que se agota el tiempo. Esta argucia parece ser la que han adoptado quienes llevan unos días propalando rumores por los mentideros de la factoría.

No hace falta recurrir a las cuartetas de Nostradamus ni a la bola de cristal de la Bruja Lola para afirmar que la SEPI se va a reunir con la representación de los trabajadores y trabajadoras para iniciar la negociación del plan estratégico. Que paralelamente, antes o después, se iniciará la negociación del convenio, lo saben hasta los chinos. Que el Presidente de Navantia va a presentar la organización de la empresa tarde o temprano (puede que con un mes de retraso en el Consejo de Administración que se celebra hoy) es inevitable... Decían que a finales de mayo, a principios de junio, a mediados, este viernes... así hasta el infinito y más allá, algún día sucederá y acertarán. El dilema sigue siendo cuándo y, sobre todo, cómo, y ambas cuestiones dependerán fundamentalmente, no nos engañemos, de la actitud y determinación que manifestemos trabajadores, trabajadoras y quienes los representamos en este pulso mantenido.

Hoy por hoy sigue sin haber nada en firme, más allá de la declaración de Pilar Platero, Presidenta de SEPI en sede parlamentaria sobre las salidas naturales del personal de Navantia, y la confirmación por parte de Esteban García, Presidente de Navantia en reunión de la Coordinadora Unitaria, de que la plantilla de Navantia se mantendrá sin la más mínima ampliación. A pesar de los obstáculos que se nos han puesto para ello, hemos hecho nuestros números y según estas afirmaciones, las cuentas no nos salen y ponen en duda la declaración de que se mantendrán todos los centros abiertos. Según nuestros cálculos, manteniendo la plantilla actual, las tres líneas de actividad de nuestra factoría (Carenas, Construcción Naval y los talleres de FABA) tendrán serias dificultades para mantener unas mínimas garantías de futuro. Si además consideramos los baremos globalmente contemplando a todo el grupo, la situación se torna crítica.

Resulta difícil justificar esta rumorología tan falsa como malintencionada, aunque parecen claros los intereses a que obedece toda vez que coincide con algunas actuaciones por parte de la dirección de la empresa. A poco que nos esforcemos, se adivina el mismo perverso procedimiento que tan bien describe Naomi Klein en La estrategia del schock y que han venido utilizando todas las creencias, religiones y poderes establecidos desde que el primer brujo de la tribu descubrió el miedo como valor más preciado. Resulta relativamente fácil elaborar un discurso sobre la base de lo que la audiencia está dispuesta a creer. Jugar con la esperanza y desesperación. Prometer el paraíso y amenazar con con males y catástrofes pavorosas. Todo a cambio del adocenamiento y la sumisión a unos poderes ocultos que nadie ve, salvo los autoproclamados elegidos y de quienes reciben instrucciones y mandatos. Afortunadamente estos profetas de pacotilla de nuestra empresa adolecen de una torpeza proverbial.

Si se van a pagar las asimilaciones, cartuchos y economatos. Si se van a desbloquear las horas que nos adeudan. Si se va a negociar el plan. Si se va a negociar el convenio. Si todo está hecho, ¿Porqué se mantiene la zozobra de la plantilla, con los dos principales centro del grupo (San Fernando y Ferrol) en pleno conflicto, y no se hace, cuando menos, un anuncio?¿No hay un documento, un papel, una cita, una foto, que ratifique los runrunes?. A fin de cuentas sólo pedimos eso, un gesto.

Como dijo Jorge Santayana, quien olvida su historia está condenado a repetirla, y la historia nos dice que la clase trabajadora jamás ha conseguido nada sin lucha decidida, tenaz y denodada. ¿Negociar? somos los primeros. ¿Reunirnos? hasta la extenuación. Pero a partir de ahí, como dicen nuestros compañeros del norte "¡LUME!". Todo llegará tarde o temprano, Lo sabemos, pero el cuándo y, sobre todo el cómo, va a depender única y exclusivamente de la fuerza y la determinación que pongamos en el empeño.

jueves, 15 de junio de 2017

Manifestación en San Fernando en demanda de trabajo para la factoría isleña

Cumpliendo con el mandato de la Asamblea de trabajadores y trabajadoras de la factoría de Navantia en San Fernando, el Comité de Empresa ha convocado la manifestación acordada que tendrá lugar el próximo día 22 de junio.

La manifestación partirá a las 9:00 de la mañana desde las instalaciones de la Fábrica de Artillería para dirigirse, por la carretera de La Carraca, Venta de Vargas y Calle Real al Centro de Congresos Cortes de la Real Isla de León, donde tendrá lugar una concentración y se dará lectura a un comunicado a la ciudadanía.

Está previsto iniciar el regreso alrededor de las 10:30, bajando por la Calle San Nicolás hacia la Ronda del Estero, Venta de Vargas y carretera del Arsenal hasta el astillero.

Desde estas líneas queremos invitar a nuestros antiguos compañeros y compañeras, a los colectivos sociales y ciudadanos y toda la ciudadanía en general, a tomar parte en esta movilización apoyándonos en nuestras reivindicaciones que más allá de los intereses particulares de la plantilla de Navantia en San Fernando, redundan en beneficio de nuestra ciudad.

Suspendida en San Fernando la celebración de una reunión con la Dirección de Ingeniería de Detalle de Navantia.

A primeras horas de la mañana de hoy tuvimos noticias de la convocatoria de una reunión en San Fernando por parte del Director de Ingeniería de Detalle de Navantia, Juan Ignacio Silvera, a la que estaban citados algunos jefes del centro de Puerto Real. Ante este hecho, nos hemos presentado en las instalaciones de ingeniería del astillero invitando a los citados jefes a retornar a su centro en cumplimiento de las medidas de no colaboración acordadas por la Asamblea de trabajadores y trabajadoras.

Así mismo se invitó al propio Silvera a que abandonara el centro, ante lo que se prestó a reunirse con la representación sindical. Más allá de atender las explicaciones que nos dio sobre la importancia de la Ingeniería para la empresa y los esfuerzos que se están realizando a pesar de las dificultades actuales, a las que el propio Silvera no es ajeno (ya profundizaremos en ello), y de pedirnos encarecidamente que no cayésemos en los mismos errores de los compañeros y compañeras de Ferrol con su intransigencia a la hora de reducir  estas medidas, hemos insistido en el respeto a las medidas adoptadas por la Asamblea y le hemos pedido que transmita a la dirección de la empresa, única responsable de la situación por la que atravesamos, esas inquietudes así como el malestar y determinación de los trabajadores y trabajadoras del astillero de San Fernando.

Finalmente se suspendió una reunión que, dadas las circunstancias, no debería haberse convocado en San Fernando, máxime teniendo en cuenta que la mayoría de jefes de Ingeniería pertenecen al centro de Puerto Real.

Aprovechamos para informar de que estamos recibiendo información de personas de otros centros que continúan haciendo caso omiso de las movilizaciones que se están llevando a cabo en nuestra factoría y de que acudimos a invitarles a retornar a sus centros. Ante la reincidencia de algunos de ellos nos estamos planteando publicar puntualmente nombres y apellidos. De momento adelantamos que se trata de ("supuestos") técnicos superiores de Mantenimiento, Sistemas de Combate y Control de Plataforma en Ingeniería y de Informática. Animamos a que si tenéis conocimiento de otros casos nos lo hagáis saber para proceder en consecuencia.

Dos accidentes graves en menos de una semana

Lamentablemente nos hacemos eco de los dos accidentes acaecidos en el astillero de Navantia en Puerto Real en menos de una semana. Ante hechos como estos, uno se queda sin palabras. Pasa del estupor a la indignación y al vacío mental.

Poco se puede decir que no se haya dicho ya y que, por obligación y convicción, continuaremos repitiendo hasta la saciedad, pero en primer lugar, y sobre todo, desde esta Sección Sindical queremos manifestar a los compañeros accidentados y a sus familias nuestra solidaridad y apoyo incondicional en lo que sea menester.

El primero de los accidentes tuvo lugar el pasado viernes cuando un compañero de Ditecsa que realizaba labores de mantenimiento en una de las plataformas para transporte de bloques, sufrió quemaduras en parte de la cara y brazos, al producirse una deflagración a causa de un escape de aceite a presión. Actualmente se recupera de las heridas sufridas en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, aunque posteriormente tendrá que someterse a diversas operaciones por las lesiones en los brazos.

El segundo de los accidentes se producía el pasado martes sobre las dos de la tarde. Un tubo de considerables dimensiones se desprendió de las eslingas al ser trasladado, al parecer por una máquina inadecuada para tal fin, alcanzando a un compañero de Gaditana de Chorro y Pintura que, tras ser evaluado en la enfermería de la planta, fue trasladado al Clínico de Puerto Real en primera instancia y al Hospital Universitario Puerta del Mar, donde a pesar de los esfuerzos realizados por el equipo médico, ha sufrido la amputación de ambas piernas  ya que los destrozos eran considerables.

Ambos accidentes, que algún medio achaca a la mala suerte, están siendo investigados por Navantia y han sido notificados a la Inspección de Trabajo.

Hechos tan lamentables no hacen más que afianzarnos en nuestro empeño por situar la prevención y salud laborales en primer lugar de las prioridades, no ya de Navantia, sino de todas y cada una de las empresas que entran a prestar servicio en cualquiera de sus factorías.

Aún a expensas de los resultados que puedan arrojar tanto la investigación interna como la que se lleve a cabo desde la Inspección de Trabajo, insistimos en la exigencia a la Dirección de Navantia de establecer un marco de regulación de la industria auxiliar, inexistente desde que se creó la compañia hace trece años.

En CCOO estamos convencidos de que la precarización de los contratos con la industria auxiliar, con licitaciones a la baja y a precios bajo costes, no conduce a otra cosa que a la explotación de los trabajadores y trabajadoras, a costa, no ya sólo de sus salarios y condiciones laborales, sino incluso de sus propias vidas, como los casos que nos ocupan, sobre todo el del compañero de Gaditana que la salvó de puro milagro.

Navantia, como empresa pública y con el plus de ejemplaridad que ello implica, debería ser inflexible en la exigencia a todas y cada una de las contratas que trabajan en sus centros de las condiciones y bienestar de sus empleados y empleadas y vigilar, sobre todo, que no escatimen medios en materia de prevención y salud laboral.