viernes, 13 de octubre de 2017

La Isla, de nuevo en primera línea de la mano de Navantia

Para CCOO es una gran satisfacción constatar una vez más que, a pesar de tanto conflicto, problemas e inquietudes, en las trincheras se sigue dando muestras de la capacidad y profesionalidad de una plantilla que pese a la situación que está viviendo, sin un marco de relaciones laborales, con el salario congelado desde 2009, con un convenio que se incumple y unas deudas por persona que superan en algunos casos los 3.000 euros, etc. etc. está al pie del cañón y haciendo lo imposible para sacar adelante a su empresa. Lo venimos haciendo con el BAM, con el mantenimiento de los destructores de la U.S. NAVY en Rota, con las reparaciones en nuestros diques, y ahora volvemos a situar a Navantia en primera línea mundial adaptando nuestros sistemas de defensa para usos civiles.

Sistemas (FABA), una de las áreas de negocio de Navantia en San Fernando, ha conseguido un contrato por valor de 920.000 euros para el desarrollo e instalación de un sistema de vigilancia y control medioambiental en el Puerto de Ceuta. El contrato firmado con la Autoridad Portuaria ceutí incluye la instalación de su Sistema de Vigilancia de Aguas Próximas (SVAP) adaptado a las características del puerto de la ciudad autónoma y la entrega de una embarcación no tripulada (USV).
Sistemas – FABA ha ganado el concurso abierto por La Autoridad Portuaria de Ceuta, adjudicable a la oferta más ventajosa conforme a criterios de adjudicación técnicos y económicos, enfrentándose a 19 empresas de toda Europa, al tratarse de un procedimiento abierto y publicado en el Boletín Oficial de la Unión Europea.

Navantia instalará por primera vez su sistema de vigilancia costero en un puerto civil. Un sistema que ya se encuentra implantado en los astilleros de San Fernando, Ferrol y Cartagena, así como en los arsenales adyacentes.

Este sistema parte de la apuesta de Navantia Sistemas por mejorar las medidas de seguridad de los astilleros de la compañía y los arsenales militares, a partir de un producto a la vanguardia tecnológica y desarrollado íntegramente dentro de Navantia en San Fernando.

El SVAP consiste en un sistema modular (seguridad, medio ambiente y control de tráfico) que integra distintos sensores (radar, electro-ópticos, sonar, AIS, etc.), centros de mando y control, medios de disuasión (focos, sirenas, cañones de agua, etc.) y embarcaciones no tripuladas, que se coordinan a través de una red de comunicaciones. Su principal ventaja y avance tecnológico es la integración de los tres módulos en una única aplicación. Por otro lado, la integración de una embarcación no tripulada a la vanguardia tecnológica mundial, y nuestra capacidad para integrarnos con sistemas de mando y control ya utilizados por nuestros clientes militares, nos proporcionan un gran potencial comercial para cualquier mercado relacionado.

La ventaja competitiva de las instalaciones de Navantia en La Isla es la excelencia técnica que se deriva de la experiencia adquirida en proyectos anteriores (DORNA, CITIUS, CATIZ, etc.) aplicada a los distintos subsistemas que componen cada módulo.

Prototipo de embarcación no tripulada (USV)
La principal novedad del sistema estriba en la incorporación de una embarcación no tripulada (USV), que realizará múltiples misiones, desde patrullas de disuasión, hasta reacción rápida ante amenazas y protección medioambiental, pasando por tareas de rescate, salvamento y labores portuarias. En la actualidad, Navantia trabaja en el desarrollo de una versión mejorada de este sistema, con el objetivo de situarse como referente en el diseño de embarcaciones no tripuladas.

Esta embarcación forma parte del empeño de Navantia Sistemas por poner en marcha una línea de productos relacionados con los vehículos no tripulados. Así, la planta isleña lideró el proyecto de I+D Citius (Command and control for In TeroperabIlity of Unmanned Systems) en consorcio con seis empresas y tres grupos de investigación universitarios y que estuvo subvencionado por el programa Feder Innterconecta y controlado por el CDTI. Esta unidad, cuya entrega está prevista para la segunda mitad del 2018, será la referencia para estos puertos y el único operativo de estas características a nivel mundial.

El compromiso es entregar el sistema de vigilancia (SVAP) en tres meses (antes de final de año) y el USV a mediados del año próximo, lo cual es un importante reto de gestión tanto de proveedores como de personal propio.

Llevar a buen puerto este contrato significa que el sistema de vigilancia de aguas próximas (SVAP) se convertirá en la referencia de los sistemas de protección para amenazas que provienen del mar para Puertos del Estado, donde se integran los 46 puertos de interés general.

Desde CCOO pensamos que, teniendo en cuenta las estrechas relaciones y acuerdos con los puertos internacionales más importantes que mantienen los puertos españoles, este contrato, y los venideros, nos permitirá presentar nuestros productos  en estos puertos, con una garantía de calidad técnica y operativa, avalada por los resultados de las futuras instalaciones.

martes, 10 de octubre de 2017

Posibilidad de empleo On-Line en Navantia

Desde este blog puedes acceder directamente al portal de empleo de Navantia
Recientemente, Navantia ha habilitado en su portal la posibilidad de acceder a las ofertas de empleo de la compañía o presentar digitalmente on-line el currículum.

Teniendo en cuenta las limitaciones para ampliar plantilla impuestas por Bruselas y la imposibilidad actual de proceder a la contratación directa, estando derivada esta tarea a empresa de trabajo temporal, pensamos que esta medida es más cuestión de imagen o, como mucho, una opción a futuro que una posibilidad real de acceder a un puesto de trabajo, salvo algún caso concreto y muy específico en posiciones altas en el organigrama.

Aún así, nos parece una medida interesante y apropiada, y esperamos que en breve se vayan incorporando al portal las plazas de convocatoria interna que quedan vacantes y pasan a la empresa de empleo temporal para su cobertura a fin de que los interesados e interesadas tengan conocimiento directo. Esto sí sería un paso importante.

A fin de facilitar el acceso a esta posibilidad que ofrece Navantia a nuestros seguidores, hemos implementado en este blog un enlace permanente a este servicio.

Reunión de la Coordinadora de CCOO en Navantia

La Coordinadora de CCOO en Navantia se reunió ayer lunes con la presencia de los pesos pesados de la Federación de Industria de CCOO.

Agustín Martín (Secretario General de Industria de CCOO, convocante de la reunión ), estuvo acompañado por José Manuel Casado (Secretario de Política Industrial), Paco Cuesta (Responsable del Sector de defensa Naval y Aeroespacial) y los Secretarios Generales de Industria de Andalucía, José Manuel Moreno, y de Murcia, Enrique Bruna.

Agustín Martín enfocó la reunión desde dos aspectos principales, transmitir información de las conversaciones mantenidas en distintos ámbitos desde el nombramiento de Pilar Platero como Presidenta de la SEPI, por un lado, y por otro, analizar la situación actual de la empresa y recabar información y opiniones de los distintos comités ante el proceso de negociación del Plan Industrial y el bloqueo que esta negociación sufre ante el incumplimiento del III Convenio, para trazar las líneas de trabajo y las estrategias de un modo coordinado entre los centros.

Aunque el encuentro se pudo desarrollar con toda normalidad, es cierto que en alguna medida estuvo condicionado por los acontecimientos que se están viviendo en la factoría de Ferrol por la huelga indefinida instigada por CIG, que limitaron la asistencia a Jorge Prieto (Comité de Fene) y José Matesanz (Representante de Navantia en la Federación de Industria).

Tanto Martín como el resto de miembros de la Federación, manifestaron que, pese a todos los inconvenientes y conflictos con que nos encontramos, tras el cambio radical que se ha producido en la dirección de la compañía, nos encontramos con un escenario más esperanzador de lo que cabría esperar, principalmente por la fluidez y continuidad de las relaciones con los actuales responsables, tanto de Navantia como de SEPI.

Todos estamos convencidos (Navantia, SEPI y CCOO) de que el tiempo opera en nuestra contra y es preciso abordar el Plan Industrial ya. Para ello es imprescindible encontrar una solución a asimilaciones, y en el horizonte se adivinan posibles alternativas entre las que cobra peso el planteamiento que hemos hecho desde esta Sección Sindical. Es cierto que tanto la crisis suscitada en Ferrol a causa de la huelga de la industria auxiliar, como la paralización de los Presupuestos Generales del Estado por la situación en Cataluña, pueden suponer un lastre, pero aún así estamos convencidos de la necesidad y la importancia de continuar con el trabajo que se viene desarrollando, tanto en las fábricas como en los despachos.

No nos vamos a engañar, la cosa sigue chunga y no somos dados a los vaticinios ni a las adivinanzas. Sí es importante tener en cuenta el aparente cambio de rumbo en la dirección de Navantia, la cohesión que existe entre todas las Secciones Sindicales, y la implicación firme y contundente de la Federación de Industria de CCOO. Esto, ya es mucho.

martes, 3 de octubre de 2017

Jubilados afectados por el ERE de Izar de 2005

Los compañeros Pepe Olmo, Paco Guerra, Pepe Ríos y J.A Aguilar
en una de las múltiples reuniones que están llevando a cabo
Desde 2012 la SEPI viene incumpliendo de forma sistemática los ajustes económicos referentes a los distintos IPC de cada año con los compañeros afectados por el último ERE (2005), entre los que puedes estar tú.

Dichos IPC se han venido denunciando en forma de conflicto colectivo por parte de las centrales sindicales de CCOO y UGT. Posteriormente, tanto en la Audiencia Nacional como en el Tribunal Supremo, han ido dando la razón a los trabajadores y trabajadores. La empresa, con el visto bueno de la SEPI, ha ido incrementado en nómina dichos IPC y abonando los atrasos. Actualmente está en el Supremo el IPC del -1% descontado en nómina y que cuando se pronuncie, si es a favor de la parte demandante (los trabajadores), deberán abonarlo desde el 1 Enero del 2014.

Otro asunto pendiente es la “Capitalización” (Artº 56 puntos A y B del Convenio de Izar), el cual es más complejo pues depende del año en que se jubile el trabajador. Sobre este ha habido y hay sentencias presentadas en los Juzgados de Ferrol, Cartagena y Cádiz, de las cuales unas están con sentencias y otras pendientes.

Todo esto lo podemos referir gracias a que dos jubilados afectados por el ERE del 2005 (Pepe Ríos y Paco Guerra que personalmente se han preocupado en recabar toda la información), se han puesto en contacto con la Sección Sindical de CCOO de Navantia, para que a través de esta se pueda aglutinar y encauzar este conflicto.

Mediante este comunicado queremos que se haga llegar por los medios que sea posible a todos los afectados de este ERE y que en este año cumplen la edad de jubilación, que se pongan en contacto a través de la dirección de correo y teléfonos siguientes para poder tomar nota de sus datos y en el plazo más corto posible realizar una asamblea para informar más detalladamente de lo anteriormente descrito.

Correo electrónico: ccoosc_sfernando@navantia.es

Nº teléfono: Seccion sindical CCOO Navantia San Fernando 856 30 97 09 / 956 59 97 09

Rogamos encarecidamente que deis traslado de esta información a todo jubilado que conozcáis, ya que no disponemos de las datos suficientes de los afectados para poder interponer demandas individuales.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Fernando Ramírez, Director de Recursos Humanos de Navantia, visita la Bahía de Cádiz

Fernando Ramírez Ruiz
Fernando Ramírez Ruiz, nuevo Director de Recursos Humanos de Navantia, visitó en la mañana de ayer la factoría de San Fernando en su gira por los centros de la compañía. A las doce inició una reunión con el Comité de Empresa que se prolongó durante dos horas, a lo largo de las cuales tuvimos ocasión de brindarle nuestra opinión sobre la situación que atraviesa la empresa, tanto global como localmente, así como de plantearle nuestras alternativas y demandas.

Ramírez, nos presentó su trayectoria profesional en Airbus, donde entró como aprendiz con 14 años cuando aún era Construcciones Aeronáuticas, compatibilizando sus estudios en Ingeniería Informática y Derecho con el trabajo que ha llevado a cabo en distintas áreas, con creciente grado de responsabilidad, hasta llegar a la jefatura de Recursos Humanos donde negoció con éxito la firma de un convenio único para toda la empresa.

En relación con Navantia se abstuvo de aventurar ni prometer nada, como tampoco arrojó luz sobre los conflictos en curso. Se ha mostrado conocedor de la situación complicada por la que atraviesa la empresa así como confiado en una solución satisfactoria. Se ha mostrado sorprendido de la relevancia que tiene Navantia en el mundo de la construcción Naval, el potencial de la Bahía de Cádiz y la repercusión que tienen los centros en la comarca. El único adelanto que hizo sobre su labor al frente de Recursos Humanos ha ido referida al modelo de funcionamiento, que no concuerda con lo que tiene en mente, y para ello ha puesto a funcionar a su equipo con la idea de implantar un nuevo modelo más acorde con lo que Navantia necesita y para lo que considera necesaria la colaboración de la parte social, cuya labor ha encomiado por lo complicado y comprometida que resulta. Afirma tener un talante conciliador y dialogante que ha puesto de manifiesto durante su trayectoria en Airbus.

Por nuestra parte, desde CCOO, hemos intentado trasladarle nuestra visión de la situación, nuestras inquietudes y las posibles alternativas para la proyección futura de la compañía y la devolución de Navantia al lugar que le corresponde.

Como reto fundamental le planteamos la necesidad de carga de trabajo que debe ser el sustento para el Plan Industrial. Una carga de trabajo que no puede seguir dependiendo exclusivamente de las corbetas de Arabia y que debe empezar a orientarse de un modo firme a la segunda serie BAM, con la posibilidad incluso de participar en las F110 o en los AOR, recurriendo, si es necesario, al reparto de trabajo entre centros que siempre hemos defendido.

Hemos puesto de manifiesto la necesidad de abordar ya el Plan Industrial, sobre la base de una carga de trabajo suficiente y con la premisa del mantenimiento de todos los centros. Un plan  que debe primar el aumento de la plantilla con la incorporación de jóvenes, de un modo objetivo considerando las capacidades y necesidades reales de cada centro, sin olvidar que el de San Fernando cuenta con tres líneas de negocio bien diferenciadas. Un plan que debe promover un reajuste en las plantillas, equilibrando gremios y manteniendo la capacidad operativa de modo que se evite la excesiva dependencia de la industria auxiliar y nos permita mantener el control de programas e instalaciones. Equilibrio que debe prevalecer en los procesos de nuevas incorporaciones, recordando sobre este particular que mientras la mayor parte de las bajas producidas lo han sido de personal de convenio, los 35 contratados en San Fernando por la tasa de reposición han sido técnicos superiores.

Convencidos de que el tiempo corre en nuestra contra y la negociación de este Plan debe comenzar ya, hemos reiterado una vez más que antes es preciso saldar las deudas pendientes y poner el contador a cero. La devolución de la parte de la DPO sustraída a los técnicos superiores, es una prueba de que con voluntad todo es posible. Restitución que, sin dejar de alegrarnos enormemente, constituye un lamentable agravio comparativo entre colectivos ya que el abono de las asimilaciones está sujeto a los mismos condicionantes y su importe debe estar aprovisionado una vez dejado de percibir el concepto que lo sustituyó en el IV convenio, la garantía de percepciones.

En relación más directa con los Recursos Humanos, le planteamos la necesidad del restablecimiento del diálogo social bloqueado durante los últimos años. En este sentido, al igual que planteamos al Presidente, le solicitamos que diese margen de maniobra a las jefaturas de personal en los centros para la resolución de cuestiones domésticas que en la actualidad se ven bloqueadas y obstaculizadas incomprensiblemente y sometidas a un proceso de burocratización, centralización e incluso judicialización del todo punto inadmisible.

Por su parte, el compañero Pepe Casas dio un repaso al ejemplar tratamiento de la Prevención en la factoría, resultado del compromiso e implicación de trabajadores y trabajadoras, Comité, mandos y direcciones, poniendo ejemplos significativos como la construcción del BAM, la Prevención Integrada, la renovación del Distintivo de Calidad Ambiental de la Junta de Andalucía, los trabajos en la Base de Rota, cultura preventiva y ambiental que se está haciendo extensiva a la industria auxiliar fundamentalmente por el ejemplo que supone la actuación de la plantilla propia.

No obstante alertó sobre la necesidad de mantener la exigencia y el compromiso de mejora sin bajar la guardia. Planteó la necesidad de un nivel de formación constante, tanto a la plantilla como a los mandos e incluso a los nuevos ingresos a fin de mantener el nivel de Salud Laboral, Prevención y medio ambiente de que disfrutamos. También se hace necesario avanzar un paso más con la Industria Auxiliar poniendo en marcha auditorías y controles sobre los niveles preventivos incluso antes de la contratación. En su intervención dio especial relevancia a la necesidad urgente de nuestra adaptación a la norma ISO 14.001/2015.

Finalizó su exposición planteando la reversión a los trabajadores y trabajadoras del importe de bonificación de comedores que, en la actualidad se dedica para temas preventivos, propuesta que CC.OO. viene planteando desde hace tiempo, considerando que los motivos por lo que se acordó la actual distribución han dejado de tener vigencia y debe ser la empresa la que se haga cargo de todos los costes preventivos, por lo que este importe debería repartirse entre toda la plantilla.

Finalizada las intervenciones, Fernando Ramírez dio por concluida la reunión dando algunas explicaciones y opiniones generales sobre lo expuesto sin entrar en detalle considerando que aún no domina todos los temas planteados y por prudencia prefiere madurarlos y contrastarlos con las aportaciones de todos los centros para lo que, de San Fernando, se lleva tres folios de anotaciones.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Aplazado el juicio a "los quinquis de la baraja"

Los Comités de Empresa de Navantia en San Fernando y
Puerto Real, así como algunos compañeros jubilados, a las
puertas del Juzgado nº4 de lo penal de Cádiz
Según nos ha informado el letrado que defiende a nuestros compañeros, el mando policial del operativo de la UIP protagonista de los hechos, al parecer principal testigo de la acusación, se encuentra de servicio en Cataluña, por lo que no se ha personado en la mañana de hoy en el juzgado nº4 de lo penal de Cádiz como estaba previsto. Por tal motivo, y aunque no ha tramitado aviso previo de su ausencia, la jueza ha determinado el aplazamiento del juicio a los dos compañeros de CCOO, Chano y Antonio, y a J.A. Oliva, Presidente del Comité por aquél entonces, hasta el 11 de marzo de 2019.


Antonio Torrejón (Izda.) y Chano (centro), los compañeros de
CCOO dentenidos, junto a J.Ignacio Quintana (dcha.), 
el abogado que nos defiende, a la salida del Juzgado.
Como recordaréis, los compañeros fueron detenidos en la tarde del 6 de noviembre de 2012 cuando un despliegue inusitado de la UIP de la Policía Nacional arremetió contundente y desproporcionadamente  y sin justificación, contra los trabajadores y trabajadoras de la plantilla de Navantia en San Fernando en el momento de dar por finalizada la manifestación que les había llevado a concentrarse ante la sede del Partido Popular. Fue durante la desbandada provocada por esta carga cuando, indiscriminadamente, nuestros compañeros fueron detenidos.

Desde CCOO reiteramos una vez más nuestro convencimiento de que la actuación policial no pudo obedecer más que a directrices políticas con la intención de dar un escarmiento, a la vez que una advertencia, a los trabajadores y trabajadoras de la Bahía de Cádiz que atravesábamos una época precaria y convulsa en la que aún estamos inmersos.

Obviamente lamentamos este aplazamiento que impide dar por terminado este lamentable episodio que no dudamos se saldará a nuestro favor.